Medios naturales para ayudar a la función renal

Los riñones son órganos vitales que filtran los desechos y el exceso de líquido del cuerpo. Un individuo con insuficiencia renal puede preguntarse cómo puede ayudar a su función renal de manera natural. Por lo general, no es posible revertir el daño renal, pero la progresión de la enfermedad renal a menudo se puede ralentizar mediante la modificación de la dieta. Es importante seguir las recomendaciones del médico y dietista en materia de nutrición.

Bebe agua

El consumo de agua es una manera beneficiosa para ayudar a mantener la salud de los riñones. Las bebidas que contienen grandes cantidades de azúcar, cafeína o proteína causan estrés adicional para los riñones. Una persona con enfermedad renal deben beber la cantidad de líquidos recomendados por su médico, la restricción de líquidos es necesaria cuando los riñones no funcionan lo suficientemente bien como para librar el cuerpo del exceso de líquido. La mayoría de los adultos deben consumir alrededor de ocho vasos de líquido al día.

Limita el sodio

Los riñones estresados pueden ser incapaces de librar al cuerpo del exceso de sodio, haciendo que permanezca en el torrente sanguíneo. Esto hace que la retención de fluidos pueda conducir a la hinchazón y una respiración difícil. Una persona con enfermedad renal crónica puede necesitar limitar el sodio en su dieta, explica la Fundación Nacional del Riñón. Esto a menudo se puede lograr evitando la sal de mesa, alimentos procesados, las conservas vegetales llenas de sodio y los alimentos de restaurantes completos en sodio. Las frutas y verduras frescas son generalmente buenas opciones. Algunas personas que están en una severa restricción de sodio, deben tabular la ingesta diaria de sodio y comer alimentos especiales, como pan bajo en sodio.

Limita las proteinas

La proteína es importante para la salud en general, pero se produce un desecho después de que se utiliza la proteína. Los riñones dañados tienen dificultades para retirar este producto de desecho de la sangre, por lo que una dieta baja en proteínas en una necesidad para algunos pacientes renales. A las personas con un deterioro renal leve se les puede recomendar la restricción de proteínas de origen animal, como carne, pollo, vísceras, huevos, queso y leche. Una persona con una alteración renal más severa también puede tener que limitar las proteínas de origen vegetal como las nueces y los frijoles.

Limita el fósforo

Los riñones débiles son incapaces de eliminar adecuadamente el fósforo de la sangre, según indica la Fundación Nacional del Riñón. Los niveles altos de fósforo pueden causar que los huesos pierdan calcio, lo que lleva a fracturas. A los pacientes renales a menudo se les aconseja limitar el contenido de fósforo en sus alimentos. Los alimentos a menudo restringidos incluyen cerveza, yogur, queso, leche, pescado, aves de corral, carne de res, huevos, nueces y frijoles.

Evita o limita el alcohol

A una persona con enfermedad renal se le puede pedir que se abstenga de consumir alcohol o limitar su consumo, ya que el alcohol puede estresar los riñones. A los hombres generalmente se les recomienda no beber más de dos bebidas alcohólicas al día, mientras que las mujeres tienen instrucciones para limitar el alcohol a una bebida al día.

Más galerías de fotos



Escrito por j. lucy boyd | Traducido por mariana nonino