Medidas del voleibol vertical

En voleibol, las mediciones del salto vertical son un factor importante que los entrenadores utilizan para reclutar o comparar jugadores o bien para evaluar las mejoras de cada jugador. Hay dos saltos verticales en este deporte: el salto de bloqueo y el salto de remate. Éstas se convierten en parte de la estadística de un jugador como ataque y recuperación de pelota, comparable con la importancia de la carrera de 40 yardas en fútbol.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Tiza (u otro tipo de polvo o material para marcar)
  • Cinta métrica
  • Pared

Instrucciones

    Medición del salto de bloqueo

  1. Coloca un poco de tiza en la punta de tus dedos.

  2. Párate mirando a la pared.

  3. Estira tus brazos por encima de tu cabeza y coloca una marca de tiza en la pared. Esta es la medida a la que llegas estando de pie.

  4. Salta lo más alto que te sea posible desde esta posición y toca la pared con la punta de tus dedos, utilizando ambas manos, para dejar una marca de tiza.

  5. Mide la distancia desde la marca superior de tiza hasta el suelo. Esta será la distancia de salto de bloqueo a la que llegas. Para los especialistas en defensa y para los líberos, mide la distancia entre las dos marcas de tiza para obtener tu medida de salto vertical. Este valor generalmente es utilizado para conocer el salto de bloqueo al que llegan estos dos últimos tipos de jugadores y es anotado en pulgadas en los Estados Unidos.

    Medir salto de remate

  1. Coloca un poco de tiza en la punta de tus dedos.

  2. Párate lejos de la pared.

  3. Corre paralelo a la pared, haz un remate con tres pasos y toca la pared con tu mano de golpe en el momento cumbre del salto, recuerda utilizar la punta de los dedos para dejar una marca de tiza.

  4. Mide la distancia entre la marca de tiza de tu salto de remate y el piso. Esta distancia será la medida de tu salto vertical de remate.

Consejos y advertencias

  • El equipamiento que puedas tener será muy útil cuando realices varias pruebas, especialmente si eres un entrenador o parte de un club de voleibol.
  • Una sustancia pegajosa como masilla, plastilina, o bien notas adhesivas son buenos sustitutos de la tiza y son fáciles de quitar de una pared.
  • Limpia la zona de todos los elementos que haya para evitar interrupciones o lesiones.
  • No corras mirando a la pared en el salto de remate, así evitarás golpearla con tu cuerpo.
  • Aunque puedas hacer esto solo, será más sencillo si tienes a alguien que te asista.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica sapp | Traducido por stefanía saravia