Medidas de cintura saludables para mujeres

Que una mujer tenga una cintura delgada y esbelta es mucho más que una característica física atractiva. Es un indicador muy importante sobre su salud actual y las posibilidades de que desarrolle a futuro una enfermedad cardiaca, diabetes y cánceres relacionados con el peso. National Institutes of Health y American Heart Association reconocen que la circunferencia de cintura es un marcador de enfermedades. Por consiguiente, han establecido pautas para determinar la medida de cintura saludable.

Medir la cintura

Todas las mujeres tienen cuerpos diferentes, por eso muy importante tener un método de medición estándar apropiado para calcular la circunferencia de la cintura. De acuerdo con Harvard Medical School, el punto de referencia oficial para colocar la cinta de medir es un poco debajo del hueso de la cadera al nivel del ombligo. A pesar de que es mejor tener ayuda para hacer la medición, también lo puedes hacer tú sola si es necesario. Respira normalmente y toma la medida cuando exhalas sin sumir la pansa.

Calcular los riesgos

En mujeres que tienen sobrepeso con un índice de masa corporal de 25 o más, tener una cintura que mida más de 35 pulgadas se considera una condición de alto riesgo y dañina para salud. Cuando se tiene una medida de cintura de más de 33 pulgadas, sin importar el índice de masa corporal, estás propensa a riesgos de salud adicionales pero no se considera condición de alto riesgo. Con excepción de las mujeres embarazadas, claro.

Grasa abdominal y la salud

La circunferencia de la cintura es muy importante porque proporciona información sobre cuánta grasa abdominal visceral tiene una mujer entre sus órganos. La grasa visceral es diferente a la grasa subcutánea, que se encuentra en muslos, caderas, brazos y espalda porque se alimenta directamente por medio de la vena porta del hígado. La hambruna era algo común en los tiempos de los hombres de las cavernas, por lo tanto, la grasa visceral era crucial para sobrevivir. Sin embargo, hoy en día existe la mínima necesidad de almacenar la energía disponible. Este profundo tejido de grasa, también llamado omentum, causa trastornos metabólicos como niveles bajos de azúcar en sangre, enfermedad cardiaca, diabetes y aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama y enfermedad de la vesícula biliar.

Formas de reducir la cintura

Al contrario de las creencias populares, hacer sentadillas no funciona para reducir grasa visceral. La actividad cardiovascular moderada e intensa es el mejor tipo ejercicio para lograr quemar la grasa dentro de tu cuerpo. Sin embargo, se ha demostrado que el entrenamiento con pesas también ayuda a reducir la grasa abdominal. Por lo tanto, combinar de 30 a 60 minutos diarios de entrenamiento de cardio y fuerza al día es una estrategia efectiva para mantener o adelgazar tu cintura.

Más galerías de fotos



Escrito por emily kennedy | Traducido por yarzeth ayala