Medicamentos que disminuyen la frecuencia cardíaca

Una frecuencia cardíaca baja, llamada bradicardia, puede ser el resultado de varios medicamentos. Algunos fueron desarrollados específicamente para disminuir la frecuencia cardíaca. Pero la bradicardia puede ser un efecto adverso de un rango más amplio de otros medicamentos que no fueron desarrollados para actuar en el corazón. Al tomar más de un medicamento con el potencial de disminuir la frecuencia cardíaca, el efecto aditivo tiene el potencial de ser profundo.

Beta bloqueadores

Los beta bloqueadores son una clase de medicamentos cardiovasculares de uso frecuente. Algunos de los beta-bloqueadores de prescripción más común son el include metoprolol (Lopressor, Toprol XL), el carvedilol (Coreg) y el atenolol (Tenormin). Estos se utilizan para tratar la hipertensión arterial, ciertos tipos de insuficiencia cardíaca y otros tipos de alteraciones en el ritmo cardíaco. Los veta bloqueadores también son medicamentos de primera línea para personas que han sufrido un infarto. Disminuyen la frecuencia cardíaca y tienen otros efectos que en conjunto disminuyen la carga del trabajo del corazón.

Bloqueadores de canales de calcio

Los bloqueadores de canales de calcio son otra clase de medicamentos de uso común para tratar la hipertensión arterial. Algunos medicamentos en esta familia disminuyen la frecuencia cardíaca y con frecuencia se utilizan para disminuir las alteraciones en el ritmo asociadas con una frecuencia anormalmente alta. Los bloqueadores de canales de calcio más viejos como el verapamilo (Calan, Isoptin, Verelan) y el diltiazem (Cardizem, Cartix XT, Taztia XT), puedes disminuir la frecuencia cardíaca de forma significativa, particularmente en dosis altas. Los medicamentos más nuevos como el amlodipina (Norvasc), no ejercen un efecto significativo en la frecuencia cardíaca.

Digoxina

La digoxina (Lanoxin) con frecuencia se utiliza para tratar ciertas formas de insuficiencia cardíaca y disminuir la frecuencia de ciertos ritmos anormales. Este medicamento tiene tanto el potencial de ser benéfico como de ser tóxico. Es por esto que los médicos normalmente revisan los niveles de digoxina en la sangre, algo que no se necesita ni con los beta bloqueadores ni con los bloqueadores de canales de calcio. Los niveles de digoxina pueden aumentar cuando los riñones no funcionan como deberían. Los adultos mayores delgados también pueden tener más riesgo de intoxicación por digoxina que la población general.

Otros medicamentos

Aunque otros medicamentos cardiovasculares pueden disminuir la frecuencia cardíaca, como la clonidina (Catapres) y el sotalol (Betapace), algunos medicamentos fueron diseñados específicamente para ejercer sus efectos mediante acciones especializadas en ciertas partes del corazón, incluyendo el complicado sistema de conducción eléctrica. Este sistema controla y coordina la frecuencia cardíaca. Estos medicamentos tienden a tener un potencial mayor para causar bradicardia que otros medicamentos no cardiovasculares. Sin embargo, muchos otros medicamentos pueden disminuir la frecuencia cardíaca en ciertos sujetos. Los ejemplos incluyen el donepezilo (Aricept), la morfina (Avinza, Kadian, MS Contin) y el litio (Lithobid).

Advertencias

La bradicardia leve con frecuencia cursa sin síntomas. Sin embargo, cuando es más grave puede causar mareos, desmayos, dolor torácico, fatiga excesiva, falta de aliento o confusión. Estos síntomas requieren de una evaluación médica inmediata.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. ann m. hester | Traducido por karly silva