Medicamentos antiinflamatorios que elevan la glucosa

Los medicamentos antiinflamatorios reducen la inflamación causada por diversas patologías, como artritis, dolores menstruales, enfermedades autoinmunes y asma. Estos medicamentos se consiguen en dos formas, como esteroides y no esteroides. Los antiinflamatorios no esteroides son los más conocidos, ya que se usan para tratar dolores leves, como cefaleas y lesiones deportivas. Los antiinflamatorios esteroides, sin embargo, sirven para tratar afecciones más serias como la enfermedad de Crohn's y el asma. Si eres diabético, debes comprender que algunos medicamentos antiinflamatorios pueden elevar tus niveles de glucemia. Debes seleccionar tus medicamentos con tu médico para evitar complicaciones.

Piroxicam

El piroxicam normalmente se receta para el dolor y la inflamación asociados con la artritis. Hablando en general, el piroxicam tiende a disminuir los niveles de glucosa, pero en algunos diabéticos y no diabéticos, produce niveles de glucemia extremadamente altos, según James Balch en el libro “Prescription for Drug Alternatives" (Receta para medicamentos alternativos). Los síntomas de hiperglucemia son visión borrosa, mareos y fatiga, que también pueden aparecer al tomar este medicamento. Si bien puedes experimentar estos síntomas, no necesariamente significa que es por una hiperglucemia. De todas maneras, si los síntomas aparecen, deberías buscar atención médica inmediatamente.

Celebrex

Si bien es raro, el Celebrex puede aumentar los niveles de glucemia, lo que requiere inmediata atención médica. Como el piroxicam, el Celebrex es un antiinflamatorio no esteroide usado para tratar dolores menstruales, artritis y espondilitis anquilosante, una enfermedad crónica que causa inflamación en los huesos espinales. Los efectos secundarios comunes que podrían indicar una hiperglucemia son fatiga y micción frecuente, aunque estos podrían ser debidos al medicamento y no una indicación de niveles aumentados de glucemia.

Corticoides

El uso a largo plazo de los antiinflamatorios no esteroides, que incluye a los corticoides, normalmente produce riesgo de hiperglucemia. La prednisona, la cortisona y la hidrocortisona ayudan a tratar varias patologías médicas que van desde el asma al lupus. Funcionan imitando las hormonas de tu cuerpo que suprimen la inflamación. Se consiguen en forma de píldoras orales, aerosoles, cremas tópicas e inyecciones. Los efectos secundarios adicionales incluyen pérdida de la densidad ósea, irregularidades en el ciclo menstrual, debilitamiento de la piel, hipertensión y retención de líquidos.

Más galerías de fotos



Escrito por skyler white | Traducido por paula santa cruz