Mécanicas corporales correctas de empujar y jalar

Según un artículo publicado por la University of Florida en empujar y jalar correctamente, las lesiones por levantar, empujar y jalar son causadas ​​por el esfuerzo excesivo y se encuentran entre los tipos más frecuentes de accidentes de trabajo en los Estados Unidos. Las zonas de la parte superior del cuerpo que se lesionan con más frecuencia son el hombro y la muñeca. En la parte inferior del cuerpo, la rodilla es la zona más común de lesión. El exceso de estrés en una articulación, músculo, tendón o ligamento debido a la elevación incorrecta es la causa de estas lesiones. Haciendo unos simples ajustes a tu técnica de empujar y jalar puedes prevenir el daño.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Levanta, empuja y jala con la fuerza de tus piernas. Tus brazos no tienen la masa muscular o la potencia de tus piernas. Siempre evita el uso de la zona lumbar para levantar las cosas tanto como sea posible.

  2. Cambia de direcciones mientras empujas o jalas moviendo los pies para dar vuelta a tu cuerpo. Nunca gires el torso, ya que esto pone la tensión indebida en la zona lumbar y las rodillas.

  3. Evita el exceso de peso. Empujar o jalar de un objeto, incluso uno que está sobre ruedas, también puede lesionarte si el peso es mayor a lo que tu cuerpo puede manejar. Reduce el peso o consigue ayuda si tienes alguna duda en absoluto.

  4. Empuja siempre que sea posible. Cuando se tira de un carro, es posible que el carro vaya demasiado rápido y te atropelle los tobillos o pies. Además, si estás mirando hacia adelante, tirando algo detrás de ti, pone la tensión indebida en los hombros, lo que puede provocar lesiones. También eres generalmente más fuerte al empujar que al jalar.

  5. Ajusta la posición de las manos para que estés empujando con las manos a una altura que oscila entre la cintura y la parte inferior del pecho. No presiones con las manos más arriba, ya que esto pondrá más presión sobre la zona lumbar.

  6. Ponte de pie cuando estés empujando o jalando. Inclinarte hacia adelante al empujar o inclinarte hacia atrás cuando se jala es una indicación de que el peso es más de lo que puedes manejar.

  7. Vigila a tu alrededor y planea tu ruta. Al empujar o jalar, necesitas saber si los factores ambientales deben ser tomados en consideración, tales como colinas y obstáculos que podrían causar que la fuerza sea algo más que tu cuerpo pueda soportar de manera segura.

Más galerías de fotos



Escrito por paul elsass | Traducido por roberto garcia de quevedo