Mayor altitud para ir de excursión durante el embarazo

Muchas mujeres en todas las etapas del embarazo pueden caminar con seguridad a altitudes moderadas de 5,000 pies o menos con poco riesgo de complicaciones. Sin embargo, al ir de excursión a elevaciones más altas, las mujeres embarazadas deben tener en cuenta tres factores: la altitud, la aclimatación y el esfuerzo. Los tres factores juegan un papel crítico en la determinación de la seguridad de la madre y el bebé.

Altitud

Se han realizado pocos estudios sobre las mujeres embarazadas y los efectos de la altitud sobre la mujer y el feto, así que no hay consenso científico sobre los efectos que tiene ir de excursión a un lugar de gran altitud en el embarazo. Sin embargo, el médico naturalista Dr. Paul Auerbach recomienda que las mujeres embarazadas no caminen más arriba de 12.000 pies ya que la saturación arterial de oxígeno está relativamente bien conservada hasta una altura de 10.000 a 12.000 pies. Una vez por encima de 12.000 pies, los niveles de oxígeno en sangre disminuyen rápidamente y disminuirá el suministro de oxígeno al bebé.

Aclimatación

Si bien no es posible predecir cómo cualquier persona, incluyendo a una mujer embarazada, va a reaccionar a la altitud, hay algunas pautas generales que se deben seguir para reducir las molestias y para disminuir la posibilidad de experimentar mal de montaña. El enfoque más seguro al ir de excursión en la altitud es aclimatarse a la altura antes de emprender la actividad extenuante de ir de excursión. Alójate en un lugar a la altitud inicial haciendo poca o nada de actividad durante los tres primeros días para permitir que tu cuerpo se adapte al oxígeno más bajo y a la presión atmosférica. Permanece bien hidratada. Una vez que comience tu caminata, hazlo lentamente y asciende a no más de 1,000 pies por día una vez que estés por encima de los 10000 pies.

Esfuerzo

Aunque el ejercicio se considera beneficioso para la madre y el hijo durante el embarazo, es aconsejable evitar los esfuerzos intensos durante la caminata. Camina a un ritmo suave, cómodo, detente para tomar descansos frecuentes y eleva los pies. Si es posible, lleva solo suministros mínimos, como alimentos, agua y ropa, en una mochila para viajar lo más ligero posible.

Otras consideraciones

Asegúrate de hacerte un chequeo a fondo con tu médico antes de ir de excursión en altura para confirmar que tu embarazo no es de alto riesgo. Además, ten un plan de emergencia en caso de necesitar atención médica, especialmente si estás en un área remota. Este plan debe incluir la información de contacto de emergencia y rutas de acceso rápido a la instalación médica más cercana.

Más galerías de fotos



Escrito por jack kaltmann | Traducido por katherine bastidas