¿Qué material prefieren masticar los bebés cuando les crecen los dientes?

Puede ser difícil ver a tu bebé sufrir a través del proceso de dentición. Babas, nerviosismo, irritabilidad y falta de interés en la comida, son signos de la dentición en un bebé. Mientras que puedes ofrecer a tu bebé algún medicamento de venta libre, también puedes ofrecerle algo para calmar su dolor en las encías. Como te habrás dado cuenta, a los bebés durante la dentición les encanta roer cosas, y hay varias opciones disponibles para su comodidad.

Trapo frío

Un paño frío puede ofrecer tanto la presión que ansía tu bebé en sus encías y la calidad de adormecimiento de lo frío. Moja un paño y escúrrelo hasta que esté húmedo. Pon la toalla en el congelador o nevera hasta que se enfríe y dáselo a tu bebé. Si estás preocupado acerca de cómo tener agua por todas partes mientras la toalla se enfríe, solo moja la punta de la toalla, dejando el resto seco.

Aros para la dentición

Hay una gran variedad de anillos de dentición disponibles en tu tienda local para bebés. Tienes la opción de anillos que van en el refrigerador o anillos que vibran para aliviar las molestias de la dentición. No congeles los anillos de dentición, ya que los mordedores congelados pueden dañar las encías de tu bebé. Elige un anillo que esté hecho de caucho, sea de una sola pieza y no tenga piezas pequeñas de plástico que puedan romperse en la boca de tu bebé. También puedes considerar los anillos que tienen protuberancias para masajear las encías mientras el bebé los mastica.

Alimentadores para bebés

Un "alimentador de bebé" es una herramienta que no sólo ofrece un alivio del dolor de la dentición, sino también proporciona nutrición. Un alimentador de bebé es una bolsa de malla que puede contener fruta para que tu bebé pueda morder al contenido de su corazón. Para darle un gusto fresco, congela trozos de fruta cortada antes de colocarlos en el alimentador.

Galletas para dentición

Las galletas para la dentición comienzan duras y difíciles, pero se reducen a papilla poco después de que tu bebé comienza masticarlas. Asegúrate de equipar tu bebé con un babero antes darle una galleta de dentición para reducir el desorden. Además, nunca dejes a tu bebé desatendido mientras está comiendo una galleta, ya que puede suponer un riesgo de asfixia si es demasiado grande si una pieza se rompe en la boca.

Tu mano

No es ningún secreto que tu bebé probablemente pone todo en su boca (incluyendo la mano). Lávate bien las manos con agua y jabón y pega un dedo en la boca de su bebé. Frota las encías con una presión firme hasta que escuche un sonido chirriante y continúa moviéndote en torno a su boca. Que muerda un poco en el dedo después, a menos que lastime sus pequeñas encías.

Más galerías de fotos



Escrito por heather montgomery | Traducido por blas isaguirres