Matemáticas y herramientas de medición para niños en edad escolar

Muchas herramientas divertidas y atractivas pueden ayudar a los preescolares a aprender a medir y comparar objetos. Aún antes de que adquiera los conceptos formales sobre longitud, volumen o peso puedes hacerlos parte de esto, experimentando con tus preescolares mientras juegan. Con un poco de guía de tu parte, tu hijo en edad preescolar puede mostrar su conocimiento sobre medición.

Comparando

Antes de usar herramientas formales de medición, como una regla o una vara puedes enseñarle a tu pequeño como usar objetos cotidianos para medir y comparar. Los niños preescolares aprenden mejor cuando usan sus manos, enséñale a usar su mano para hacer mediciones simples. Traza su mano sobre papel resistente y ayúdale a cortarla para que la use como una vara para medir. Envíalo por la casa o al patio a buscar objetos del tamaño de su mano. Una vez que ha encontrado varios, pídele que encuentre objetos más pequeños que su mano. Con este recorte será capaz de comparar las medidas de los objetos que encontró. Haciendo esto le ayudarás a preparar un vocabulario matemático como más corto, más largo, más grande o más pequeño. Cuando ya tenga una colección de varios objetos recolectados, pídele que los ordene del menor al mayor, lo que le dará más práctica midiendo y comparando.

Llenando recipientes

Los niños pequeños se sienten naturalmente atraídos a las actividades que incluyan llenar y vaciar recipientes, así que usa ese tiempo de juego para enseñarle un poco más sobre el volumen. En un día lo suficientemente cálido para jugar fuera, llena una pequeña alberca con agua y dale a tu preescolar una variedad de contenedores vacíos como botellas de plástico, copas de yogur, envases de leche y tazas de plástico. Anímalo a probar con los contenedores haciéndole preguntas como, "¿A cuál le cabrá más agua?" ó "¿Cuántas copas de yogur rebosadas de agua se necesitarán para llenar el envase de jugo?". Pídele que ordene los contenedores desde el que tiene menos volumen al mayor, y anímalo a encontrar dos recipientes que parezcan que les puede contener la misma cantidad y que pruebe su hipótesis. Si se cansa se chapotear en la alberca, sécalo y llévalo a la caja de arena para que experimente también.

Escala casera

Pregúntale a tu pequeño cuál pesa más: ¿su osito de peluche o un rollo de monedas? Puede pensar que el osito de peluche porque es más grande. Los preescolares siguen desarrollando el concepto de peso, así que puedes ayudarlo a tener una mejor entendimiento mientras le enseñas como medir el peso. Une un extremo de un cuerda elástica al asa de una cubeta y cuélgalo frente a la pared. Pega un poco de papel estraza en la pared detrás de la cubeta para que puedas escribir las medidas. Reúne una variedad de juguetes que tengan pesos diferentes. Uno a la vez, colócalos en la cubeta y observa como estos bajan por el peso. Marca el lugar hasta donde se movió la cubeta con cada juguete. Habla con tu hijo sobre como los objetos más pesados hacen que la cubeta se mueva más abajo.

Tabla de tiempo

Un termómetro es otra herramienta que los preescolares pueden usar para aprender a medir la temperatura. Encuentra un termómetro para exteriores que tenga números grandes que tu pequeño pueda leer y ponlo fuera de la casa. Cada día, deja que lo vea y tome nota de la temperatura. También puedes crear una tabla que muestre el rango de temperatura común en el área y dibuja la ropa que sea adecuada para cada temperatura. De esta manera, el preescolar puede leer el termómetro y saber el tipo de ropa que deberá usar para ese día o si necesitará su abrigo, dándole un sentido de independencia y ahorrándote algunas discusiones sobre lo que debe vestir.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey chaloux | Traducido por esteban arenas