Mascarillas faciales para la piel grasa que puedes hacer en casa

Gracias al creciente interés por usar productos más "ecológicos" que no "afecten el medio ambiente" y más "naturales", cada vez más personas están haciendo sus propios productos para el cuidado de la piel en casa. Con una gran cantidad de recetas en línea e impresas que están ampliamente disponibles así como muchos proveedores en línea que venden los ingredientes necesarios, no es tan difícil como parece. Una mascarilla facial o un tratamiento facial es un producto sencillo para un comienzo.

¿Qué es una mascarilla facial?

Según Janice Cox en "Natural Beauty for All Seasons", las células de la piel se regeneran cada 21 días. Por lo tanto, una mascarilla facial puede ser un paso importante para eliminar las células muertas y hacer lugar para las células nuevas y saludables. Cox afirma que un tratamiento facial es "un tratamiento completo para el rostro que se basa en una limpieza profunda, el acondicionamiento y la humectación de la piel". La piel grasa es sólo uno de los varios tipos de piel que tienen requerimientos específicos en cuanto a la mascarilla que se debe aplicar.

Tipos

La autora Donna Maria en "Making Aromatherapy Creams & Lotions", afirma que las personas con la piel grasa tienen glándulas que producen un exceso de aceite, lo que resulta en una textura grasa de la piel así como en poros agrandados y tapados. Por este motivo, las mascarillas faciales para este tipo de piel deben usar ingredientes para una limpieza profunda pero también se debe evitar el resecamiento de la piel. Por ejemplo, para ayudar a que la piel grasa quede más fresca y revitalizada, mezcla una cucharadita de levadura de cerveza (que se encuentra en la tiendas naturistas) y 1/3 de taza de yogur natural para formar una pasta delgada. Aplícala sobre las zonas grasas del rostro y espera a que se seque durante 15 a 20 minutos antes de enjuagarla con agua tibia.

Mascarilla de clara de huevo y jugo de limón


El jugo de limón es un ingrediente popular en las mascarillas para la piel grasa.

Otra mascarilla facial sencilla, hecha con ingredientes que se encuentran fácilmente para limpiar los poros y evitar los puntos negros se puede hacer batiendo dos claras de huevo con una cucharadita de jugo de limón hasta lograr una mezcla esponjosa. Aplícala sobre el rostro, espera de 10 a 20 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Las claras de huevo también son conocidas para afirmar temporalmente la piel, alisando el aspecto de las arrugas.

Mascarilla facial de fresa

Una mascarilla facial que es más fácil de preparar a principios del verano, cuando hay abundancia de fresas se puede hacer con una cucharada de jugo de limón, dos claras de huevo, 3 cucharaditas de miel y una taza de fresas combinadas en la licuadora. Aplica la mascarilla sobre el rostro y déjala durante 10 minutos. Enjuaga con agua tibia y sécate. Como sucede con todas las mascarillas faciales, asegúrate de evitar la zona de los ojos cuando te la apliques. Con sus propiedades ácidas, el jugo de limón es particularmente útil para limpiar profundamente la piel grasa.

Mascarilla facial de tomate

Otra mascarilla simple que es muy útil para la piel grasa se hace quitando la piel y las semillas de un tomate. Mezcla la pulpa restante con 2 cucharaditas de harina de papa para formar una pasta. Agrega más harina si está muy líquida. Aplica sobre el rostro y déjala durante 10 minutos. Enjuga con agua tibia y seca el rostro. Como sucede con las recetas que tienen jugo de limón, el tomate también es ácida, por lo que proporciona una limpieza ideal para la piel grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por teresa titko | Traducido por alejandra prego