Cómo hacer una mascarilla para un peeling facial con naranjas

Los peeling faciales hacen maravillas para el cutis ya que eliminan las células muertas de la piel para revelar una piel suave y brillante. Si piensas que un peeling está más allá de tu alcance, te agradará saber que las cáscaras de naranja contienen justo lo que necesitas para hacer una mascarilla exfoliante en casa. En un primer momento, los cambios serán sutiles pero con un tratamiento facial al mes aparecerá una tez más brillante y juvenil.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Toallas de papel
  • Pelador de verduras, pelador de frutos cítricos o cuchillo de mondar afilado
  • Bandeja para horno
  • Licuadora o molinillo de café
  • Tazón
  • Limpiador facial o yogur entero (opcional)
  • Toalla suave
  • Humectante

Instrucciones

  1. Lava una naranja bajo el agua corriente fría y luego sécala bien con una toalla de papel.

  2. Quita 1/16 a 1/8 de la cáscara de naranja, usando un pelador de papas, un pelador de cítricos o un cuchillo de mondar afilado.

  3. Precalienta el horno en el ajuste de temperatura más bajo, generalmente a 145 a 150 grados Fahrenheit. Extiende las cáscaras de naranja en una bandeja para hornear y ponla en el horno caliente.

  4. Deja abierta la puerta del horno unas 2 pulgadas (5 cm) para proporcionarle circulación de aire y mantén una temperatura baja. Seca las cáscaras durante varias horas hasta que estén completamente secas y quebradizas. Puedes dejar las cáscaras en el horno durante toda la noche, pero asegúrate de apagar el fuego y cerrar la puerta antes de acostarte.

  5. Espera a que las cáscaras secas se enfríen completamente y luego pulverízalas con la consistencia de la avena usando una licuadora o con molinillo de café.

  6. Coloca las cáscaras molidas en un tazón limpio y agrega partes iguales de agua. Alternativamente, mezcla las cáscaras molidas con un limpiador facial suave o con yogur entero.

  7. Lava el rostro y sécalo. Extiende el peeling sobre el rostro y luego masajea la mezcla sobre la piel, haciendo movimientos circulares, durante 2 o 3 minutos.

  8. Enjuaga el producto con agua tibia. Seca la piel con una toalla suave y aplica un humectante ligero.

Consejos y advertencias

  • También puedes secar las cáscaras de naranja en un deshidratador para comidas a 130 o 135 grados Fahrenheit. El tiempo de secado varía de 8 a 12 horas, dependiendo del espesor y del nivel de humedad de las cáscaras.
  • Cualquier fruta cítrica, incluyendo las mandarinas, los limones y las limas se pueden usar para hacer un peeling facial suave.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por alejandra prego