Mascarilla de miel para el acné

La miel hidrata la piel propensa a espinillas, rehidratando las partes secas, que los ingredientes ásperos que combaten el acné de los productos de limpieza y medicamentos han creado. La miel cuenta con propiedades antifúngicas y antibacterianas que pueden extraer el sebo, reducir el enrojecimiento y quitar la inflamación irritante. Aplica una mascarilla de miel y ve como tus granos dejan paso a un cutis radiante.

Querida, encogí a los granos

La miel de manuka se produce en Nueva Zelanda por las abejas que polinizan el arbusto de manuka. Este tipo de miel puede proteger contra bacterias en la piel y estimular la producción de células de la misma. También contiene propiedades antiinflamatorias que pueden reducir el dolor provocado por los granos, y antioxidantes para suavizar grumos y cicatrices. Además, su componente de peróxido de hidrógeno es similar al peróxido de benzoilo, el ingrediente que se encuentra en los medicamentos contra el acné de venta libre y con receta. La miel funciona de la misma manera para desintegrar las bacterias en la piel y así deshacerse de las espinillas y los granos.

Hacer que la magia funcione

Ve a la cocina para hacer mascarillas de miel caseras para eliminar el acné. Mezcla 1 1/2 tazas de azúcar morena, 3 cucharadas de leche y 1 cucharadita de miel. La leche hidrata la cara, mientras que el ácido láctico se deshace de las células muertas que obstruyen los poros. O haz una mascarilla de aguacate (avocado), lo que ayuda a suavizar el cutis e hidratar tu cara. Pon 1/4 de aguacate, 3 cucharadas de crema fresca y 1 cucharada de miel en una licuadora, y muele hasta que quede un puré suave. Otra mascarilla de miel incluye de 1 a 2 tabletas de aspirina triturada disueltas en un poco de agua. Vierte 1 cucharada de miel en el agua, a continuación, utiliza una cuchara para hacer una loción.

El proceso de aplicación

Lávate la cara primero con ingredientes que combaten el acné, como el peróxido de benzoilo, ácido salicílico, azufre o ácido alfa hidroxi. Coloca una cucharada de la mascarilla de miel y leche en la yemas de los dedos y frota suavemente en pequeños círculos en tu cara. Déjala por lo menos 15 minutos. O pon la mascarilla de aguacate y miel en las yemas de tus dedos y aplícala a tu cara con pequeños golpecitos. Deja que penetre en tu piel durante al menos una hora. Unta la mascarilla de aspirina y miel en tu cara y deja que penetre durante 10 minutos.

Se dulce con tu piel

Después del tiempo adecuado, enjuaga tu cara con agua tibia y seca suavemente con una toalla limpia. Aplica un poco de tonificante en un disco de algodón y limpia tu cara con él. Elige tonificantes con aceite de árbol de té, ácido salicílico y hamamelis por sus ingredientes que combaten el acné. Unta una crema hidratante no comedogénico con filtro solar en toda la cara. Asegúrate de que sea a base de agua y que no incluya ninguna fragancia artificial o colores que pueden agravar el acné.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa finn | Traducido por daniela fedorov