Cómo hacer una mascarilla facial de zanahoria

Las zanahorias son antisépticas y cuando las incluyes en una receta de mascarilla facial, ayudan a tonificar y a rejuvenecer la piel. La belleza de hacer tus propias mascarillas es que puedes incorporar también otros ingredientes para personalizarla de acuerdo a tus necesidades de belleza. La miel, por ejemplo, humecta la piel al igual que el aguacate, mientras que el aceite de oliva ayuda a que todos los ingredientes se mezclen en forma homogénea. Las mascarillas faciales a base de zanahoria son ideales para la piel normal o grasa; si incluyes otros ingredientes humectantes, como la miel y el aguacate, es apropiada para la piel seca pero quedará demasiado aceitosa para la piel grasa.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • 2 o 3 zanahorias grandes peladas
  • Olla pequeña
  • Tazón pequeño
  • Tenedor
  • 4 1/2 cucharadas de miel
  • 1 aguacate maduro (opcional)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (opcional)
  • Licuadora (opcional)

Instrucciones

  1. Pela dos o tres zanahorias grandes y córtalas en rodajas pequeñas. Hierve las zanahorias en una olla pequeña hasta que puedas perforarlas fácilmente con un tenedor. Escurre el agua y coloca las rodajas de zanahoria cocidas en un tazón pequeño.

  2. Machaca bien las zanahorias con un tenedor.

  3. Mezcla 4 y 1/2 cucharadas de miel con las zanahorias, de a 1/2 cucharada a la vez, hasta que la mezcla adopte una consistencia suave y cremosa. Si prefieres una consistencia un poco diferente, simplemente debes ajustar la cantidad de miel para que se adapte a tus necesidades o si deseas una mascarilla más ligera puedes agregar un poquito de aceite de oliva. Mezcla el aceite de a poco por vez, hasta lograr una consistencia que te agrade.

  4. Espera a que la mascarilla se haya enfriado lo suficiente como para aplicarla y luego extiéndela sobre tu piel. Déjala en su lugar durante 10 minutos y luego enjuágala con agua tibia y sécate.

Consejos y advertencias

  • Puedes sustituir la miel en el paso 3 por la pulpa de un aguacate maduro y unas 2 cucharadas de aceite de oliva, si así lo deseas. También puedes incluir el aguacate y el aceite de oliva con la miel, simplemente debes mezclar el aguacate y el aceite de oliva con las zanahorias machacadas, tal vez en la licuadora, y luego agregar la miel.

Más galerías de fotos



Escrito por marie mulrooney | Traducido por alejandra prego