Cómo hacer una mascarilla facial para los puntos negros

Los puntos negros o comedones abiertos, se producen cuando un poro obturado se abre en la superficie de la piel causando el color negro característico. Un síntoma común del acné, los puntos negros generalmente desaparecen por su cuenta con el tiempo, si bien algunos remedios caseros pueden acelerar el proceso. En su libro “Naturally Healthy Skin”, la experta en belleza natural y autora, Stephanie Tourles recomienda usar una mascarilla absorbente natural de arcilla, al menos una vez por semana en las zonas propensas al acné para tratar y prevenir los puntos negros, reducir el exceso de aceite y exfoliar las células muertas de la piel.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • 2 onzas (56 gramos) de arcilla verde cosmética
  • 2 cucharaditas de harina de maíz
  • Tazones pequeños para mezclar
  • Recipiente de almacenamiento hermético
  • 2 gotas de aceite esencial
  • Tónico astringente (opcional)

Instrucciones

  1. Combina la arcilla cosmética verde y harina de maíz en un pequeño tazón mezclador. Transfiérelo a un recipiente hermético y almacena en un lugar fresco y seco cuando no la uses. Esta mezcla es la base para tu mascarilla facial para los puntos negros.

  2. Agrega una cucharadita de agua a la mezcla de arcilla en un pequeño tazón mezclador. Revuelve vigorosamente la mezcla hasta formar una pasta suave y que los ingredientes estén bien combinados.

  3. Revuelve en el aceite esencial hasta incorporarlo completamente. El University of Maryland Medical Center sugiere usar un aceite esencial de árbol del té para combatir el acné porque este puede reducir las bacterias y la inflamación. En su libro, “The Complete Book of Essential Oils and Aromatherapy”, Valerie Ann Worwood, recomienda el aceite esencial de manzanilla, de lavanda, de enebro y el de pachulí para tratar los puntos negros.

  4. Extiende la mezcla de arcilla en forma homogénea sobre la zona afectada, déjala durante 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Sigue con un tónico astringente o enjuaga el rostro con agua fría para cerrar los poroso después de enjuagarlos.

  5. Desecha la porción que no has usado. Haz un nuevo lote para cada aplicación para asegurarte la máxima frescura y eficacia.

Consejos y advertencias

  • Si bien el acné no es considerado una afección médica seria, igual debes consultar a un médico o a un dermatólogo si tus síntomas persisten o empeoran. En la mayoría de los casos, el acné leve se puede tratar en casa, pero los casos severos o moderados requieren tratamiento médico.

Más galerías de fotos



Escrito por willow sidhe | Traducido por alejandra prego