Mascarilla casera para granos

El acné y los problemas de grano son muy comunes de la piel y a veces requieren tratamiento médico. Si sufres de granos ocasionales, sin embargo, es posible que puedas ayudar a curarte con una máscara hecha en casa para ayudar a limpiar la piel, eliminar las impurezas y tomar el exceso de grasa que puede conducir a los poros tapados. Consulta con tu médico o dermatólogo antes de usar mascarillas caseras si sufres de acné severo o cualquier otra condición crónica de la piel.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Tazas de medir y cucharas
  • Avena
  • Salvado de trigo
  • Licuadora
  • Cuenco
  • Cuchara
  • Suero de leche
  • Crema para batir
  • Zumo de limón
  • Yogur natural
  • Hojas de menta
  • Pepino
  • Cuchillo
  • Limpiador facial
  • Toalla
  • Huevos
  • Miel
  • Aceite de oliva
  • Tenedor o batidor
  • Glicerina
  • Harina

Instrucciones

    Máscara limpiadora de coco

  1. Pon una taza de avena y 1 una cucharada de salvado de trigo en una licuadora y lícualos a velocidad alta hasta obtener un polvo.

  2. Transfiere el polvo a un cuenco y derrama 2 cucharadas de suero de leche, 2 cucharadas de crema para batir, 1 1/2 de zumo de limón, 1 cucharada de yogur natural, 1 cucharada de hojas de menta fresca picadas, y medio coco cortado en trozos pequeños.

  3. Masajea gentilmente un producto de limpieza tu rostro con agua tibia, enjuágala enérgicamente y palmea tu piel para secarla con una toalla limpia.

  4. Aplica la máscara sobre tu cara, evitando tus ojos, labios y agujeros de la nariz. Deja la mezcla puesta de 10 a 15 minutos y enjuágala enérgicamente con agua tibia. según recomienda "Good Housekeeping". Los pedazos de coco ayudan a refrescar tu rostro reduciendo la inflamación de granos, mientras la avena y el salvado de trigo ayudan a exfoliar tu rostro, removiendo las células muertas de la piel y las bacterias de la superficie que contribuyen a que supuren.

    Máscara de huevo y avena

  1. Usa un tenedor o batidor para mezclar una yema de huevo, 1 cucharada de miel, 1 cucharada de aceite de oliva y 1/2 taza de avena en un recipiente limpio. Continúa batiendo hasta que se mezcle bien.

  2. Lava y seca tu rostro, dando palmaditas para no irritar tu piel.

  3. Frota la mezcla sobre el rostro y deja actuar durante 15 a 20 minutos antes de enjuagar con agua tibia, según informa Sharon Ronen, el fundador y propietario del Skin Haven Spa Studio y WellSpa en Los Angeles, California. Las claras de huevo y la miel ayudan a absorber el exceso de grasa, dejando la piel suave y limpia.

    Máscara de miel y harina

  1. Combina 1 cucharada de miel, 1 clara de huevo, 1 cucharada de glicerina y 3 cucharadas de harina en un cuenco. Compra glicerina en tu local de medicinas o tienda de salud y belleza.

  2. Bate los ingredientes unidos hasta que formen una pasta suave.

  3. Limpia tu rostro con un jabón suave, y seca con palmaditas.

  4. Coloca la mezcla sobre tu piel y permite que se asiente durante 10 minutos antes de enjuagarla con agua tibia. La miel contiene propiedades antimicrobiales para ayudar a limpiar los granos menores sin secar tu piel, según explica Janice Cox, autora de "Natural Beauty at Home"

Consejos y advertencias

  • No uses en tu máscara ingredientes a los que eres alérgico si los ingieres.

Más galerías de fotos



Escrito por jill lee | Traducido por nicolás altomonte