Mascarilla antiarrugas casera

Una mascarilla facial casera no hará que las arrugas desaparezcan, pero algunas pueden tensar de manera temporal la piel y darle más volumen, de modo que reducen la apariencia de las arrugas y de las líneas finas de expresión. Prepara alguna de estas mascarillas antiarrugas caseras para mejorar tu aspecto antes de una entrevista laboral o de una cita importante, o cada vez que necesitas reafirmar la piel. Prueba la mascarilla con anticipación al día que la necesites para asegurarte de no experimentar una reacción alérgica a cualquiera de los ingredientes.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Zanahoria, manzana o plátano
  • Tenedor o rayador para verduras
  • Recipiente
  • Miel o clara de huevo
  • Algodón
  • Agua
  • Toalla

Instrucciones

  1. Tritura o pisa una zanahoria, un plátano o una manzana dentro de un recipiente pequeño; primero lava y quita la cáscara de esos alimentos. Según informa el libro "Modern Esthetics: A Scientific Source for Estheticians", estos ingredientes contienen propiedades humectantes. Incorporar humedad a la piel permite darle más volumen y ayuda a rellenar las líneas finas de expresión.

  2. Incorpora claras de un huevo batido o 2 cucharaditas de miel dentro del recipiente. Mezcla bien la preparación. Ambos ingredientes pueden tensar y reafirmar la piel de forma temporal. La piel más tensa disimulará las arrugas. Si la consistencia de la mezcla es demasiado espesa como para esparcirla sobre el rostro, puedes agregar un poco de agua para hacerla más fluida.

  3. Aplica la mascarilla sobre la piel limpia con las puntas de tus dedos o un trozo de algodón humedecido. Evita aplicar la mezcla sobre el área de la piel cerca de los ojos. Relájate y deja que la mascarilla se seque.

  4. Enjuaga la mascarilla con agua tibia para eliminarla de la piel; seca tu rostro con una toalla.

Consejos y advertencias

  • Puedes incorporar algunas gotas de algún aceite esencial, como lavanda o romero (rosemary) a la preparación de la mascarilla para añadir una fragancia agradable.
  • No guardes restos de la mascarilla, ya que los ingredientes no se pueden conservar durante mucho tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por cynthia myers | Traducido por vanesa sedeño