Cómo usar un masajeador de madera sobre las zonas con celulitis

La celulitis aparece como piel con hoyuelos en los muslos, caderas y trasero y suele ser más común en las mujeres que en los hombres. La celulitis es grasa que presiona las hebras de un tejido fibroso. Al acumularse, la grasa hace presión hacia arriba, hacia la superficie de la piel. El tejido conectivo que forma esta red de soporte entre la piel y el músculo tira hacia abajo, hacia tus huesos, formando pequeños bultos de grasa que aparecen en la superficie del cuerpo. Es difícil librarse de la celulitis y muchos productos, como los masajeadores de madera, prometen suavizar la superficie desigual. La ciencia no ha probado que estos objetos sean efectivos para librarse de la celulitis. Sin embargo, masajear la zona vigorosamente con un instrumento en forma de rodillo es un tratamiento que puede mejorar el aspecto de la celulitis en un corto plazo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Crema o loción para reducir la celulitis

Instrucciones

  1. Calienta tus músculos haciendo ejercicio. La celulitis se forma como resultado de la grasa corporal. El ejercicio no sólo ayudará a eliminar la grasa, sino que también estimulará la circulación para calentar los músculos. El fabricante de masajeadores de madera Hydrea London señala que dar un masaje con las manos también ayuda a reducir el ácido láctico que se forma en el tejido muscular luego de hacer ejercicio para reducir los calambres. Sin embargo, no ofrecen estudios clínicos que prueben esta afirmación. Como alternativa, una ducha caliente estimulará la circulación y aflojará los músculos.

  2. Aplica una crema para reducir la celulitis antes de masajearla. No se ha probado que estas cremas sean efectivas, pero algunas de ellas podrían ayudar a aumentar el flujo sanguíneo en el área y mejorar el masaje. Sigue las indicaciones provistas con el producto para aplicarlo correctamente.

  3. Coloca el masajeador sobre la zona con celulitis, con los rodillos tocando tu piel. Masajea el área afectada con el masajeador de madera, haciendo un patrón circular amplio. Por ejemplo, masajea tus muslos colocando los rodillos sobre tu piel y dibujando círculos del tamaño de una naranja sobre la celulitis. Presiona lo suficientemente fuerte como para estimular, pero no tanto que cause dolor. Trabaja en el área por tanto tiempo como se sienta cómodo. No hay un tiempo establecido para el masaje. Una vez que el área se sienta fatigada, pasa al siguiente lugar afectado.

Consejos y advertencias

  • Pon tu cuerpo en una posición cómoda que te permita acceder fácilmente a los lugares más afectados por la celulitis. Por ejemplo, si estás trabajando sobre tus muslos, siéntate en una silla cómoda para darte el masaje. Si es posible, haz que otra persona te realice el tratamiento. Tal vez te resulte difícil acceder a ciertas áreas. Usa una masajeador con un mango grande si trabajarás solo. Esto te ayudará a llegar a las zonas problemáticas de manera efectiva.
  • Si ves moretones sobre tu piel, esto puede indicar que estás masajeando demasiado vigorosamente. Deja que el área se cure y que los moretones desaparezcan antes de darte otro masaje.

Más galerías de fotos



Escrito por darla ferrara | Traducido por azul benito