Cómo es un masaje exfoliante corporal

Shiatsu, terapéutico, con piedras calientes, ¡oh Dios! Mirar un menú de masajes en el spa puede ser abrumador. Pero si tu cuerpo se siente tenso y tu piel está seca y escamosa, la elección es fácil. Un masaje exfoliante para el cuerpo puede ser justo lo que necesitas.

Raíces tradicionales

La práctica de utilizar partículas ásperas para eliminar las células muertas de la piel -lo que revela un brillo saludable en el rostro y el cuerpo- se remonta a tiempos antiguos. Los egipcios aplicaban máscaras abrasivas hechas de tierra de alabastro y piedra pómez. La tradición marroquí de fregar el cuerpo con un mineral rico en jabón negro -o "savon noir"- se sigue realizando en el spa La Mosquée de París, en Francia.

Exfoliantes modernos para el cuerpo

Hoy en día, muchos spas combinan un masaje suave de una hora con un tratamiento exfoliante. La exfoliación está diseñada para pulir y nutrir la piel, estimular la circulación, eliminar las células muertas y mejorar la salud y la vitalidad.

Qué usar

Un masaje exfoliante requiere que permanezcas desnuda y muestres un poco más de piel que un masaje regular. Una masajista te puede ofrecer bragas de papel para usar mientras recibes el masaje. Si no te sientes cómoda dejando al descubierto esa cantidad de piel, también puedes traer un traje de baño para usar durante esta rutina.

La experiencia

Antes de comenzar el masaje, el terapeuta te pedirá que te acuestes boca abajo en una camilla cubierta con una lámina de plástico, con la cabeza apoyada en una almohada especial con forma de rosquilla. El terapeuta entonces comenzará a masajear tu cuello, espalda, hombros, nalgas, piernas, brazos y pies con movimientos circulares para frotar una combinación de aceites esenciales aromáticos y algún tipo de exfoliante. Pueden utilizar café molido, sales del mar muerto o incluso conchas. La música suave puede sumarse a la experiencia relajante. Una media hora más tarde, el masajista te pedirá que te des la vuelta para que pueda masajear y exfoliar la zona del pecho, abdomen y piernas. Una vez que se ha realizado la exfoliación completa se te pedirá que tomes una ducha para quitar el exceso de exfoliantes.

Luego de la exfoliación

Asegúrate de beber mucha agua en las horas inmediatamente posteriores al masaje. El masaje puede ser muy deshidratante, ya que implica mover los músculos, como lo harías durante el ejercicio. Además, beber un vaso de agua puede ayudar a enfocarte si te sientes un poco espaciada por la experiencia relajante.

Más galerías de fotos



Escrito por chloé baudin | Traducido por mar bradshaw