¿Es más seguro el cohosh que la pitocina para inducir el parto?

La inducción del parto se produce en un 9,5% a un 33,7% de todos los embarazos, según la Academia Norteamericana de Médicos de Familia. Muchas mujeres prefieren desistir de la inducción farmacéutica del parto con oxitocina y, en cambio, optan por una opción a base de hierbas. Hay dos formas de cohosh utilizados para la inducción del trabajo de parto y la maduración del cuello uterino; el cohosh negro y el cohosh azul. Hay riesgos y beneficios asociados tanto con la oxitocina como con el cohosh. Si estás considerando usar cohosh para la inducción del trabajo de parto, debes discutir tus opciones con tu médico.

Cohosh

Las parteras suelen utilizar una combinación de cohosh negro, cohosh azul y dong quai para inducir las contracciones uterinas y madurar el cuello uterino para el parto. El cohosh azul es una hierba perenne de primavera, encontrada más comúnmente en las montañas de Allegheny. El Centro Médico de la Universidad de Maryland, explica que el cohosh negro es una planta que crece en el este de América del Norte. Tanto el cohosh negro como el azul fueron utilizados por los nativos americanos para tratar los cólicos menstruales, el sangrado menstrual abundante y para inducir el parto. La cantidad de hierbas necesarias para inducir el parto no está clara y hay poca evidencia científica que apoye el uso del cohosh negro y azul para este fin.

Advertencias sobre el cohosh

Si se usa en las dosis adecuadas, el cohosh negro tiene muy pocos efectos secundarios. Sin embargo, en dosis altas puede causar dolores de cabeza, náuseas, latido cardíaco lento, mala visión, vómitos, aumento de peso, temblores y dolor en las articulaciones. Drugs.com informa que la FDA piensa que el cohosh azul es tóxico para los humanos y los fetos y que las bayas son venenosas para los niños. Las mujeres deben evitar el uso de cohosh durante las etapas tempranas del embarazo y solo usar las hierbas para inducir el parto mientras está bajo el cuidado de un médico calificado.

Pitocina

Los médicos utilizan pitocina para inducir las contracciones uterinas en las mujeres. Las mujeres reciben oxitocina a través de un catéter intravenoso, y la cantidad suministrada varía en gran medida dependiendo del paciente. las enfermeras obstétricas y los obstetras calificados aumentan o disminuyen la cantidad de la droga hasta encontrar una dosis que produzca contracciones constantes con períodos de descanso entre ellas. Al igual que muchos medicamentos farmacéuticos, la pitocina tiene varios efectos colaterales.

Efectos colaterales de la pitocina

Los efectos colaterales pueden incluir náuseas, vómitos, reacciones alérgicas, hemorragias post parto, ruptura uterina, arritmias cardíacas, contusión y hemorragia subaracnoidea. Las mujeres también pueden experimentar daños en su feto, incluyendo la muerte fetal, daño cerebral, arritmias cardíacas fetales, ictericia y hemorragia de la retina debido a un aumento de la estimulación uterina, de acuerdo con Drugs.com .

Consideraciones

Hay pros y contras en el uso del cohosh y de la pitocina. Sin embargo, aunque la FDA regula todos los fármacos utilizados en los Estados Unidos, no regula los suplementos a base de hierbas y no puede garantizar la seguridad, pureza y eficacia de estos productos. Siempre debes discutir los riesgos y beneficios de la pitocina y del cohosh con el obstetra y la partera antes de tomar cualquier decisión. Nunca intentes usar cohosh para inducir el trabajo de parto por tu cuenta.

Más galerías de fotos



Escrito por martina mcatee | Traducido por priscila caminer