¿Qué es más saludable: el yogur griego o el regular?

No importa el estilo de yogur que comas, porque el alimento en sí es bueno para tu salud. Una porción de 8 onzas (220 g) de yogur proporciona el 25 por ciento más de calcio que una taza de leche, que el contenido de potasio de un plátano y que la proteína que obtendrías a partir de un huevo. Además tienes que sumar el beneficio de las bacterias vivas que mejoran la digestión. Si prefieres la textura cremosa del yogur regular o la consistencia más gruesa de yogur griego, cada uno proporciona una serie de beneficios.

Cómo se hace el yogur

Tanto el yogur griego, como el regular provienen de la leche pasteurizada (entera, baja en grasa o sin grasa) fermentada con Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus. Estos dos cultivos de bacterias vivas sanas descomponen el azúcar natural de la leche, más conocida como la lactosa, y permiten una mejor digestión, especialmente buena para la intolerancia a la lactosa. Lo que el yogur griego proporciona es una consistencia más gruesa al eliminar de forma adicional el suero líquido.

Yogur griego

Tanto el yogur griego, como el yogur regular están llenos de calcio, proteínas, riboflavina, vitamina B-12, fósforo y potasio. Pero la preparación concentrada de yogur griego le da una ligera ventaja en nutrientes, según dice Julie Kennel Shertzer, nutricionista de la Ohio State University. En comparación con el yogur regular, una porción de 8 onzas (220 g) de yogur griego sin grasa contiene más proteína y menos sodio, porque toda la lactosa se va con el suero de leche, y tiene menos azúcar y carbohidratos. El yogur griego también es una mejor opción si estás considerando el contenido de azúcar y la ingesta de sal, porque te mantiene satisfecho durante más tiempo, gracias a su consistencia espesa. Dado que el yogur griego hecho con leche entera es más alto en grasa y grasa saturada que el yogur entero regular, elige las variedades bajas en grasa para obtener menos calorías.

Yogur regular

El proceso para realizar el yogur griego elimina el calcio, lo que coloca al yogur regular con tres veces más, o alrededor de un tercio de la cantidad diaria recomendada de calcio. Un envase de 8 onzas (220 g) de yogur sin grasa regular contiene 450 miligramos de calcio, en comparación con los 151 miligramos en la misma cantidad de yogur griego sin grasa, según la revista "Cooking Light". El yogur sin grasa regular también contiene 127 calorías, 13 gramos de proteínas y 175 miligramos de sodio, en comparación con 121 calorías del yogur griego descremado, que además tiene 20 gramos de proteína y 83 miligramos de sodio.

Adiciones

El yogur también puede incluir acidophilus, otra bacteria para complementar la flora intestinal, así como edulcorantes, diversos aromas, frutas, conservas o un estabilizador. Para una mayor vida útil y un sabor menos amargo, el yogur cultivado puede ser calentado, pero esto va a matar las bacterias beneficiosas. Busca el sello de "Cultivos Vivos y Activos" de la National Yogurt Association para asegurar que el yogur no se ha calentado y que estas bacterias permanecen allí. Las versiones simples o regulares del yogur griego son más sanas que las que tienen azúcares y sabores agregados. Puedes añadir tu propia fruta y edulcorante para una versión más saludable de un yogur con sabor.

Más galerías de fotos



Escrito por lorraine shea | Traducido por mariana nonino