¿Qué es más saludable: el jarabe de arce real o la imitación?

Cuando vayas a comprar jarabe para poner en tus panqueques o waffles de la mañana, la elección puede ser desconcertante. Los productos comercializados en forma de jarabe de arce real puede costar mucho más que otros jarabes con sabor artificial, pero la mayoría de los consumidores no tienen idea de lo que están pagando. De acuerdo con el "Vancouver Sun", cerca de la mitad de los consumidores no se sabe muy bien la diferencia entre el jarabe de arce real y la imitación. Entender qué es más saludable puede ayudarte a tomar la decisión correcta para tú y tu familia.

Definiciones

El jarabe de arce real está hecho de la savia del árbol de arce de azúcar, Saccharum de Acer. La savia se condensa en una sustancia viscosa espesa. El Jarabe falso o la imitación del jarabe de arce, se hace típicamente de una base de jarabe de maíz de alta fructosa con colorante de alimentos y sabores artificiales añadidos. En Canadá y los EE.UU., sólo el jarabe con un alto porcentaje de jarabe de arce real puede usar la palabra "arce" en su embalaje.

Azúcares

El azúcar principal del jarabe de arce real es la sacarosa, con pequeñas cantidades de fructosa y glucosa. La imitación contiene sólo una versión procesada de la fructosa en combinación con glucosa. En cuanto a la cantidad de calorías, los dos tienen esencialmente las mismos y los estudios que investigan si el jarabe de maíz de alta fructosa es peor para la salud que otros edulcorantes han obtenido resultados contradictorios.

Nutrientes

El contenido de nutrientes en el jarabe de arce real es mayor que su imitación, que se compone principalmente de azúcares sin vitaminas o minerales. El jarabe de arce real tiene manganeso y zinc, minerales que pueden ayudar a la salud inmunológica. También contiene pequeñas cantidades de otros minerales beneficiosos y vitaminas, incluyendo calcio, riboflavina, ácido pantoténico, potasio y magnesio.

Los fitoquímicos

La presencia de fitoquímicos bioactivos, compuestos beneficiosos producidos por plantas, en el jarabe de arce real puede ser una de sus mayores ventajas sobre la imitación. Los compuestos de jarabe de arce llamados compuestos fenólicos pueden tener un efecto protector contra el cáncer. Un estudio de noviembre de 2010 en el "Journal of Agricultural Food Chemistry" encontró 23 compuestos fenólicos diferentes en el jarabe de arce, 16 de ellos no habían sido identificados previamente. Otros fitoquímicos en jarabe de arce son los antioxidantes cumarinas, vainillina, siringaldehído y ácido gálico, que neutralizan los radicales libres que pueden dañar las células.

Consideraciones

El jarabe de arce real no sólo es una opción más saludable que las versiones de imitación, sino que también es más sabroso como un resultado de la mezcla de nutrientes que contiene. Al igual que todos los edulcorantes, el jarabe de arce se debe utilizar con moderación. El alto contenido de calorías y azúcar puede llevar a la obesidad si se utiliza con demasiada frecuencia y su consumo en grandes cantidades de una sola vez puede dar lugar a fluctuaciones poco saludables en los niveles de glucosa en sangre.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por mariana nonino