¿Qué es más rápido: rodillas altas o rodillas bajas?

Puedes haber notado que los velocistas corren con las rodillas más alto que los corredores de distancia, lo que les permite alcanzar la máxima potencia por una corta distancia. Para distancias más largas, sin embargo, este estilo de rodilla alta puede desperdiciar energía. A menos que estés en carreras de velocidad, no necesitas preocuparte por la altura de la rodilla para la velocidad. Para correr más rápido, no te centres en la altura de las rodillas tanto como en el poder de empuje y la longitud de tu zancada.

Forma apropiada para correr

En lugar de centrarte en la altura de la rodilla para la velocidad, céntrate en una buena forma de correr para ahorrar energía y aumentar la velocidad. Cuando corres, el pie debe aterrizar directamente debajo de tu cuerpo. Si tu pie se extiende demasiado lejos delante de tu cuerpo, tu zancada es demasiado larga y puede reducir la velocidad. Si tu paso es demasiado corto, desperdiciarás energía al tomar pasos adicionales que podrían usarse para ganar velocidad.

Entrenamiento de intervalos para correr más rápido

Con el fin de correr más rápido, tienes que practicar. La mejor manera de practicar es con el entrenamiento a intervalos. Después de calentar con un trote lento por 10 minutos o más, corre con un esfuerzo de alta intensidad durante dos a cinco minutos. Camina o trota lentamente durante el mismo período de tiempo que corriste. Repita este intervalo de recuperación de velocidad hasta seis veces.

Corre más rápido con entrenamientos en colina

Correr en colinas desarrolla tus piernas y la fuerza de pulmón. La primera vez que lo intentes, elige una colina que te tome de 30 a 60 segundos para subir. Ten cuidado de no subir la colina a toda prisa; no querrás estar sin energía al llegar a la cima. A medida que subir colinas se haga más fácil, añade colinas más empinadas y más largas a tus carreras.

Ejercicios de rodillas altas

También puedes incorporar ejercicios de rodillas altas en tu rutina de entrenamiento para ayudar a aumentar la velocidad. Corre en tu lugar durante 30 segundos a un minuto, levantando las rodillas tan alto como puedas. Alternativamente, corre sobre la punta de tus pies mientras levanta las rodillas lo más alto que puedas. Céntrate en realizar pasos cortos y rápidos. Prueba esto durante unos 50 metros, que es la mitad de una recta en una pista.

Más galerías de fotos



Escrito por cosima zehring | Traducido por ulises domínguez