¿Por hacer más ejercicio físico debo comer más?

Independientemente de si tu meta es bajar de peso, mantenerlo o aumentar de peso, éste puede tener un rol clave para ayudarte a encontrar el equilibrio adecuado entre las calorías que consumes y las que quemas. Los atletas con una rutina de entrenamiento rigurosa queman una cantidad significativa de calorías, y deben reemplazar algunas o todas esas calorías para tener buena salud y buen nivel de energía. No obstante, invertir más tiempo en un programa de ejercicios no necesariamente se corresponde con que debas comer más. Tus objetivos y tu nivel de hambre deben ser los factores determinantes.

Objetivos en cuanto a peso

Si actualmente tu peso es un peso sano, pero quieres ampliar tu rutina de ejercicios fundamentalmente para mejorar tu estado físico o tu salud en general, tal vez debas aumentar el consumo de calorías levemente para evitar bajar de peso. Si quieres bajar de peso, hacer más ejercicio es una manera efectiva de lograr un déficit de calorías. En este caso, probablemente sea bueno que reduzcas la ingesta de calorías además de hacer más ejercicio para poder alcanzar tus objetivos en cuanto a peso. Si estás demasiado delgado y quieres mejorar tu estado físico haciendo más ejercicio, deberás comer lo suficiente como para compensar las calorías extras quemadas y para lograr un sobrante de calorías para aumentar de peso. Habla sobre tus objetivos en cuanto a peso, tu dieta y tus planes de ejercicio con tu médico antes de hacer cualquier tipo de cambio dramático en tu régimen actual.

Cambios en el apetito

Los cambios en el programa de ejercicios pueden llevar a que existan fluctuaciones en el apetito. El ejercicio afecta de forma diferente a todas las personas, estimulándolo en algunas y disminuyéndolo en otras, se explica en Weight Watchers. Normalmente, si tienes más apetito en respuesta a una rutina de ejercicios más exigente, el aumento no es suficiente como para compensar todas las calorías quemadas por medio de éste. La relación entre ejercicio físico y apetito sigue siendo objeto de estudio. Al incrementar la rutina de ejercicio, tal vez debas controlar tu consumo de calorías por varias semanas para identificar cualquier tipo de cambio accidental en tus patrones de alimentación.

Cómo encontrar un equilibrio

Si estás bajando de peso sin quererlo como resultado de una rutina de ejercicio más exigente, prueba aumentar tu consumo de alimentos de a 200 calorías hasta lograr el efecto que estás buscando. Si quieres bajar de peso, pero ves que sientes hambre constantemente, prueba aumentar tu consumo de alimentos de a 100 calorías. Mientras que las calorías que quemes sean más que las que consumes, seguirás bajando de peso. Bajar de peso a ritmo lento es más sano y más sostenible a la larga.

Consideraciones

La mayoría de los estadounidenses no hace suficiente ejercicio físico. La recomendación es hacer un mínimo de 30 minutos de ejercicio aeróbico por lo menos cinco días a la semana. Si bien es probable que 30 minutos de ejercicio no tengan un impacto significativo en las calorías que necesitas ingerir, las sesiones regulares e intensas de ejercicio de una hora o más pueden justificar un aumento en el consumo de calorías, incluso si tu meta es bajar de peso. Si estás bajando de peso a un ritmo de 2 o 3 libras por semana, debes comer más para que tu índice de adelgazamiento sea sano.

Más galerías de fotos



Escrito por pam murphy | Traducido por noelia menéndez