Los mariscos y los dolores de cabeza

Los fuertes dolores de cabeza que se desarrollan poco después de comer mariscos pueden ser algo más que una coincidencia. Comer pescado puede ser un desencadenante de dolores de cabeza, especialmente si el alimento contiene toxinas o productos químicos insalubres. Comprender qué tipos de peces se encuentran en mayor riesgo de contaminación puede ayudar a evitar los dolores de cabeza relacionados con la comida de mar en el futuro.

Intoxicación por ciguatera

La intoxicación por ciguatera puede producirse si se come pescado contaminado por dinoflagelados, que son organismos unicelulares que se encuentran tanto en agua dulce como en la salada. La barracuda, el pargo, el mero, la lubina y otros tipos de peces tropicales pueden contener dinoflagelados. Además de dolor de cabeza, otros síntomas de la intoxicación con ciguatera incluyen náusea, vómitos, diarrea y calambres. Las personas que desarrollan la intoxicación también pueden notar que los alimentos calientes se sienten fríos cuando los comen y los alimentos fríos se sienten calientes. Los síntomas pueden durar desde una semana hasta un mes.

Envenenamiento escombrotóxico

Un dolor de cabeza puede ser un síntoma de intoxicación por pescado por escombrotóxicas, que es una condición que ocurre cuando la histamina química se acumula en los peces debido a la contaminación bacteriana. En la intoxicación tanto por ciguatera como por escombrotóxicas, los síntomas pueden comenzar unos pocos minutos después de comer el pescado contaminado o podría comenzar horas más tarde. Otros síntomas incluyen vómitos, diarrea, dolor abdominal, sudoración, enrojecimiento y ardor o sabor metálico en la boca. Centers for Disease Control and Prevention informa que los síntomas pueden ser más graves en las personas que toman isoniazida, doxiciclina u otros medicamentos que retardan la descomposición de la histamina en el hígado.

Intoxicación paralítica por moluscos

La intoxicación paralítica por moluscos se produce cuando los crustáceos están infectados con el tipo de dinoflagelados responsables de las mareas rojas. Debido a que estos dinoflagelados son de color rojo-marrón, el agua contaminada se ve roja. Comer cangrejos contaminados, langostas, berberechos, vieiras, almejas o mejillones puede causar dolor de cabeza, dificultad para coordinar los músculos, mareos y náuseas, aunque el entumecimiento y el hormigueo en las piernas, la cara y los brazos suele ser el síntoma inicial. Los síntomas por lo general comienzan a las dos horas después de consumir mariscos y son leves en la mayoría de los casos. En los casos graves, se puede producir parálisis, insuficiencia respiratoria e incluso la muerte.

Intoxicación amnésica por mariscos

Un tipo menos frecuente de intoxicación por mariscos es la intoxicación amnésica por molusco, que también puede causar dolor de cabeza, junto con síntomas gastrointestinales, mareos y desorientación. La intoxicación amnésica se produce cuando los mejillones, las almejas, las ostras o los cangrejos Dungeness están contaminados por ácido domoico, que es una toxina producida por la nitzschia pungens diatomea. Los síntomas generalmente se desarrollan 24 horas después de consumir mariscos contaminados. En los casos graves, los síntomas pueden incluir la pérdida permanente de memoria a corto plazo, ritmo cardíaco anormal, debilidad motora, confusión, convulsiones, parálisis, coma y la muerte.

Contaminación por metilmercurio

Comer pescado contaminado con metilmercurio también puede causar dolores de cabeza. El mercurio se encuentra en las rocas, el suelo y en el químico industrial metilmercurio en el agua. Otros síntomas de la enfermedad relacionada con el metilmercurio pueden incluir entumecimiento en los dedos de manos y pies, dificultades de visión, problemas de memoria y temblores. El National Resources Defense Council informa que la exposición al mercurio puede ser peligrosa para las mujeres embarazadas y los niños pequeños. La exposición al mercurio puede causar sordera, ceguera y retraso mental en el feto si la madre tiene una alta cantidad de mercurio en su cuerpo durante el embarazo. Si bien todos los peces contienen una cierta cantidad de metilmercurio, el atún, el tiburón, la caballa y el pez espada contienen las cantidades más altas.

Más galerías de fotos



Escrito por jill leviticus | Traducido por verónica sánchez fang