Mariscos con alto contenido de colesterol

Los mariscos y otros productos del mar han sido clasificadas previamente como alimentos ricos en colesterol. Sin embargo, de acuerdo con el Yale New Haven Hospital, esas afirmaciones no se sostienen totalmente. Gran parte del exceso de colesterol de los mariscos proviene de las grasas poliinsaturadas, que son realmente beneficiosas para la salud del corazón. Saber cuánto colesterol hay en los mariscos puede ayudarte a incorporarlos a tu dieta, sin pasarte de la cantidad recomendada de 200 a 300 miligramos por día.

Camarón


Camarones salteados con verduras.

Los camarones son relativamente altos en colesterol. Una porción promedio que contiene 15 camarones grandes, tiene 155 miligramos de colesterol. Si los camarones están empanados y fritos, esto aumentará esa cantidad, lo mismo si están cocidos en mantequilla. Yale New Haven Hospital recomienda sazonar tus camarones con condimentos y mantequilla sin grasa en lugar de freír o cocinar en mantequilla de verdad. Come los camarones crudos, a la parrilla o al vapor para evitar la adición de aceites adicionales.

Mejillones y vieiras


Mejillones cocidos en olla de cobre.

Una porción de cuatro o cinco mejillones al vapor tiene aproximadamente 48 miligramos de colesterol. De tres a cuatro vieiras asadas tienen alrededor de 34 miligramos. De acuerdo con la Fort Valley State University, la cantidad de colesterol en la mayoría de tipos de mariscos es más o menos equivalente a la cantidad en muchos cortes de carne vacuna. El control de las porciones es más preocupante que el colesterol real en el plato. Si sólo estás comiendo una ración de mejillones, estarás bien en virtud de los 300 miligramos recomendados, y si comes alimentos bajos en colesterol el resto del día, esta delicia de vez en cuando puede encajar en una dieta baja en colesterol.

Langosta


Langosta cocinada con maíz y papas.

Si comes 3 onzas (85 g) de carne de langosta, te llevarás 61 miligramos de colesterol. Al igual que el camarón, la forma de cocinar y servirla puede agregar colesterol adicional. Si sabes que vas a comer tu langosta con mantequilla de verdad, tendrás que ajustar sus totales de colesterol en consecuencia. La langosta añadida a guisos, fondue, gumbo y otros platos también tienen el colesterol adicional de cualquier otro ingrediente que contiene la receta.

Cangrejo


Mujer rompiendo cáscara del cangrejo real.

Si eres un fan de cangrejo, encontrarás que las patas de cangrejo tienen 71 miligramos de colesterol cada una. Una porción de 3 oz (85 g) de cangrejo cocido tiene 80 miligramos. El cangrejo tradicionalmente se sirve con mantequilla, y de acuerdo con la Cleveland Clinic, la mantequilla tiene 22 miligramos de colesterol en una sola cucharada, para ajustar los niveles de colesterol en consecuencia. También es común comer más de una pata de cangrejo por ración, haciendo que éste sea un plato fácil para excederse.

Las ostras y almejas


Plato de ostras con limón.

Obtendrás 58 miligramos de colesterol en seis ostras medianas. Hay 57 miligramos de colesterol por porción de 19 almejas pequeñas. En términos de control del colesterol, estos mariscos son una buena opción, ya que si bien son un poco altos en colesterol, obtienes una porción más grande, sin tanto colesterol como el que obtendrías de otros productos de mar con porciones similares.

Más galerías de fotos



Escrito por lillian downey | Traducido por mariana nonino