Marinadas para pechugas de pollo a la parrilla

Las pechugas de pollo sin hueso y sin piel son una opción saludable para comer a la parrilla, pero las aves pueden ser sosas. Marinar la carne añade sabor y ayuda al pollo a mantener su humedad mientras se cocina a la parrilla. La marinada funciona mejor si sumerges el pollo durante al menos una hora antes de ponerlo en la parrilla y así tengas tiempo suficiente de que los sabores se impregnen en la carne. Desecha cualquier remanente de marinada para evitar alguna enfermedad de transmisión alimentaria.

Aderezo para ensalada

El aderezo para ensalada es una solución fácil para marinar pollo. El aderezo italiano es una opción que combina bien con el pollo. Otros aderezos estilo vinagreta también funcionan bien. El aceite en el aderezo ayuda a evitar que el pollo se pegue mientras se cocina. Si deseas una cubierta más gruesa, escoge un aderezo cremoso como el ranchero o de queso azul. También puedes agregar otros sazonadores al aderezo para obtener una mayor profundidad de sabor.

Salsas embotelladas

Muchas salsas embotelladas funcionan bien como marinada para pollo. La salsa barbacoa complementa el sabor ahumado de la parrilla. Pincela más salsa barbacoa mientras se asa el pollo para intensificar el sabor. La marinada embotellada es otra opción rápida para añadir sabor al pollo. Encontrarás las marinadas en una variedad de sabores, desde dulce al salado. Otras ideas de salsa embotellada incluyen salsas para saltear o salsa de soja. Considera tus preferencias personales de sabor o la manera en la que usarás el pollo a la parrilla cuando escojas una salsa como marinada. Por ejemplo, escoge una salsa para saltear si planeas usar el pollo en una ensalada de sabores asiáticos.

Jugo de cítricos

El cítrico es otro sabor que se mezcla bien con el pollo. Exprime el jugo de limones, limas o naranjas frescas. Añade partes iguales de vino blanco y aceite de oliva al jugo de cítricos para intensificar el sabor y la sustancia. Sazona el jugo de cítricos con tu elección de hierbas y especias. Prueba con ajo, tomillo y romero, o usa otras hierbas y especias de tu predilección. Vierte la mezcla de cítricos sobre las pechugas de pollo para marinarlas.

Yogur

El yogur natural sirve como portador del sabor en esta opción de marinada. Añade 2 cucharadas de aceite de oliva o canola al yogur para hacerlo más líquido. También puedes añadir otras salsas o jugos, como jugo de limón o salsa de soja. Agrega tu selección de hierbas y especias secas o frescas. Coloca la marinada de yogur y el pollo en una bolsa de plástico grande para que puedas usarla como cobertura para el pollo fácilmente.

Vinagre balsámico

El vinagre balsámico tiene un suave sabor dulce. Añade una parte de miel a dos partes de vinagre balsámico para obtener una marinada aún más dulce. El aceite de oliva ayuda a extender la mezcla de vinagre y miel para evitar que se endulce de más. También puedes hacer una salsa balsámica reducida para bañar al pollo cuando esté listo. Calienta el vinagre balsámico sobre fuego medio-alto hasta que se reduzca a la mitad o menos. Conforme se reduce, el vinagre se vuelve más espeso y dulce.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por karla m. gonzález