Marinadas para costillas de cerdo a la parrilla

Las costillas de cerdo proveen una perfecta fuente de proteína a cualquier comida, ya que en una barbacoa al aire libre durante los meses calientes de verano o una comida caliente horneada durante los fríos inviernos. Las costillas de cerdo te proveen un lienzo en limpio para que experimente con diferentes sabores al marinar tu carne con una amplia variedad de líquidos, hierbas y especias antes de cocinarlas.

Marinada de barbacoa

Agrega el sabor a barbacoa a tus costillas de cerdo al marinarlas con tu marinada de barbacoa comercial favorita o al combinar unos ingredientes claves en casa, para un sabor casero. Por ejemplo, combina las especias como comino (cumin) y chile en polvo con azúcar moreno, sidra de vinagre, mostaza Dijon, pasta de tomate, miel, salsa soya o ajo en un tazón con tus costillas y déjalo reposar durante toda la noche dentro del refrigerador antes de cocinarlas en el horno o asarlas a la parrilla.

Marinada asiática

Las marinadas inspiradas ne lo asiático llevan varios sabores básicos esenciales asiáticos y se impregnan en la carne antes de cocinarla. Puedes crear tus propias marinadas asiáticas al combinar ingredientes como cinco especias chinas (una mezcla de pimienta Szechuan, anís de estrella (star anise), clavo molido (clove), canela molida (cinnamon) y semillas de hinojo (fennel seeds), salsa de soja, aceite de oliva, jengibre (ginger), ajo, vino de arroz o sake u hojuelas de chile. Deja que las costillas se marinen en el refrigerador por lo menos por un par de horas o durante toda la noche.

Marinada picante o ahumada

Las costillas de cerdo también puede tener un toque picante o ahumado al incluir elementos con picante en tu marinada, como el picante fresco o pimientos secos. Por ejemplo, puedes elevar el picor de cualquier marinada al incluir ingredientes como hojuelas de chile rojo, jalapeño picado, chile habanero, Anaheim o chile serrano o unos cuantos chorros de tu salsa picante favorita. Agrega algo de sabor ahumado al agregar líquido para ahumar (el cual debe utilizarse con bastante moderación ya que puede sobrecargar rápidamente tu marinada) acompañado de comino, cerveza oscura, melazas o especias ahumadas, como la páprika ahumada.

Marinada cítrica

El cítrico también puede utilizarse para darle algo de acidez a tu marinada para costillas, mientras provee un sabor fresco. El ácido en los cítricos ayuda a dividir el tejido conectivo en la carne, resultando en un producto final más tierno. Combina ingredientes como jugo de lima fresco, cilantro fresco finamente picado, chiles jalapeños para darle un toque picante, aceite de oliva, vinagre de vino, ajo, sal y pimienta. Así como otras opciones de marinadas, colócala en una bolsa sellada en tu refrigerador durante toda la noche, para cocinar tus costillas al día siguiente.

Más galerías de fotos



Escrito por chris sherwood | Traducido por alejandra rojas