Mareos y náuseas cuando la pérdida de peso es demasiado rápida

Ver que el número de la báscula desciende rápidamente puede ser emocionante, ya que puedes ponerte ropa unas cuantas tallas más pequeñas de lo habitual. Sin embargo, perder peso demasiado rápido, ya sea a partir de una condición de salud, dieta extrema o ejercicio, puede causar algunos efectos secundarios desagradables. Si te sientes mareado y con náuseas y encuentras que estás bajando de peso a un ritmo alarmante, consulta a tu médico para un chequeo.

Las causas del mareo

Si te sientes mareado y que te puedes desmayar o caer, lo más probable es porque tu presión arterial haya descendido rápidamente. Por otra parte, según MedlinePlus, la deshidratación es otra posible causa del mareo, como es la hipoglucemia, el vértigo y otros trastornos del equilibrio o la baja azúcar en la sangre de la diabetes o simplemente por no comer lo suficiente. Sin embargo, el mareo también puede indicar un problema de salud más serio, como un accidente cerebro vascular, ataque cardíaco o shock. Busca otros síntomas de estos problemas, además de los mareos, como el dolor en el pecho, trastornos de la visión, dificultad para hablar y cambios en el ritmo cardíaco.

Causas de las náuseas

La sensación de mareo también puede hacer que te sientas aturdido y que tu estómago se sienta inquieto. El hipertiroidismo o tiroides hiperactiva, puede provocar náuseas y pérdida de peso rápida ya que tu metabolismo trabaja horas extras por el exceso de la hormona tiroidea, según la Mayo Clinic. Además, si estás perdiendo peso muy rápidamente y sientes náuseas, puede ser por hacer ejercicio demasiado duro y no comer lo suficiente o tienes un trastorno alimenticio si estás restringiendo severamente las calorías y estás obsesionado con la comida y el peso.

Mantenerte hidratado

La deshidratación puede provocar la pérdida de exceso de peso de agua muy rápidamente, por lo que te sientes mareado y con náuseas. Incluso si estás tratando de perder peso en un esfuerzo para ver un descenso del número en la báscula, no evites beber agua. Reemplaza las bebidas con alto contenido calórico, como jugos y gaseosas, con agua durante todo el día. Cuando se hace ejercicio vigorosamente y sudas mucho, es necesario tomar líquidos.

La pérdida segura de peso

Ya sea que tu pérdida rápida de peso esté sucediendo con o sin intención, asegúrate de que te cuidadas y hablas de los síntomas de mareos y náuseas con tu médico. Si estás tratando de perder peso, céntrate en métodos seguros de pérdida de peso, evita las dietas de moda y el ejercicio extremo. Alimenta a tu cuerpo con muchos alimentos nutritivos mientras hacer una reducción progresiva del consumo de calorías a fin de no privar tu cuerpo de los nutrientes necesarios. Recuerda que una meta de pérdida de peso saludable es entre 1 y 2 libras por semana. Si no estás tratando activamente de perder peso, pero encuentras que estás perdiendo rápidamente libras, consulta a tu médico acerca de las posibles causas, como el hipertiroidismo.

Más galerías de fotos



Escrito por diana rodriguez | Traducido por gabriela nungaray