¿Por qué tengo mareos después de realizar ejercicio?

Después de terminar una sesión de ejercicio particularmente intenso, no es raro experimentar una sensación de mareo o vértigo. Los síntomas pueden incluir la sensación de estar por desmayarte, debilidad o una percepción de que el cuarto da vueltas. Aunque esta condición no siempre es motivo de preocupación, la sensación de desvanecimiento puede hacer que te sientas inestable y vacilante. Puedes tomar medidas para eliminar la sensación de mareo relacionada con el ejercicio aumentando la cantidad de oxígeno a tus tejidos.

Falta de combustible

Piensa en tu cuerpo como si fuera un automóvil. Así como tu automóvil necesita gasolina para funcionar, tu cuerpo requiere su propio tipo de combustible en la forma de los alimentos que consumes. Cuando haces ejercicio, tu cuerpo usa la energía almacenada en los tejidos para poder hacer ejercicio. Cuando estas reservas de energía se agotan, es posible que experimentes desvanecimientos o mareos. Asegúrate siempre de tener "combustible" en tu cuerpo antes de hacer ejercicio. Una buena manera de lograr esto es comer un refrigerio de 200 calorías 30 minutos a una hora antes de hacer ejercicio. Los ejemplos incluyen la mitad de un sándwich de mantequilla de maní, cereales y leche o un plátano y jugo. Estos alimentos contienen hidratos de carbono, que son la principal fuente de energía del cuerpo.

Medicamentos administrados

Algunos medicamentos, como los utilizados para tratar la presión arterial, pueden contribuir a la sensación de mareo después de hacer ejercicio. Lee las etiquetas de información o folletos relacionados con los medicamentos para conocer los efectos secundarios como los mareos o desmayos. Habla con tu médico para saber cómo puedes minimizar los efectos de estos medicamentos durante el ejercicio.

Caída de la presión arterial

Cuando haces ejercicio, tu corazón trabaja más para bombear la sangre necesaria a los músculos. Esto agranda los vasos sanguíneos, lo que les permite compensar el flujo de sangre adicional. Cuando dejas de hacer ejercicio, tu corazón puede comenzar a latir más lentamente, pero puede que los vasos sanguíneos aún no estén llenos. Debido a la repentina disminución de la circulación de la sangre, la presión arterial puede caer. Esto puede dar lugar a sensaciones de mareo o vértigo. Puede ser un hecho normal y por lo general no indica un motivo de preocupación.

Solución

Si te sientes mareado después de tu sesión de ejercicios, acuéstate y mantén la cabeza por encima del corazón, lo que estimula el flujo de sangre hacia el cuerpo. Si no te refrescaste -realizar actividades para disminuir la frecuencia cardíaca- después de tu sesión de ejercicios, debes hacer esto en tu próxima sesión de ejercicios. Sin embargo, si los síntomas persisten, consulta a tu médico para que evalúe tus síntomas y te ayude a determinar si tu sensación de mareo después de hacer ejercicio es el signo de una afección más grave.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por eliana belen doria