¿Las máquinas vibratorias para el ejercicio son una estafa?

Adelgaza utilizando una máquina vibratoria. Sólo párate sobre la plataforma y enciéndela para observar como se transforma tu cuerpo. Si tu escepticismo se activa en este punto del infomercial, es natural. Las cosas que suenan demasiado buenas para ser ciertas, normalmente no lo son. Teniendo en cuenta que el costo de las máquinas vibratorias es de US$1000 o más, es mejor averiguar si son una estafa o no antes de comprarlas.

El equipo, las afirmaciones

El ejercicio vibratorio se realiza sobre una pieza de equipo que hace vibrar todo el cuerpo desde los pies hasta el torso. Hay más de una marca en el mercado, pero todos ellos tienen diseños similares. El equipo de vibración se asemeja a una caminadora, pero sin la larga cubierta: tiene una pieza frontal en posición vertical con una pantalla de visualización, controles, apoyo para las manos y, por supuesto, la plataforma donde te paras mientras esta vibra de 30 a 50 veces por segundo. Supuestamente estas vibraciones te ayudan a perder peso, aumentan la potencia y la flexibilidad, previenen la pérdida de masa muscular, mejoran la densidad ósea e incluso disminuyen la celulitis y eliminan las toxinas de tu cuerpo.

No cumplen con lo prometido

No existe una investigación exhaustiva que compruebe que estas vibraciones derriten la grasa. En el artículo de Huffington Post: "¿Las plataformas vibratorias realmente funcionan?" Kelly Fitzpatrick informa que los estudios que apoyan el ejercicio de vibración son para fines particulares, como las aplicaciones médicas específicas. Fitzpatrick también dice que los estudios positivos eran ensayos por lo general extremadamente controlados. En un artículo para el New York Times, el profesor de kinesiología William J. Kraemer admite que las vibraciones de la plataforma pueden ser benéficas, pero no como se asegura en los infocomerciales. No deben ser usadas ​​en substitución de otros equipos. El profesor Kraemer señala que las máquinas vibratorias son una herramienta entre muchas que pueden ser usadas ​​juntas para el beneficio del deportista.

Ejercicio de ejemplo en la plataforma vibratoria

Las personas que están fuera de forma y consideradas como sedentarias pueden comenzar sus entrenamientos de ejercicios en la plataforma simplemente poniéndose de pie sobre ella con las rodillas flexionadas. Esto se supone que estimula las contracciones musculares naturales y hace que la sangre fluya. Las personas que están acostumbradas a hacer ejercicio pueden agregar movimientos reales de ejercicios mientras están sobre el equipo para mejorar los efectos de ambas: las vibraciones y los ejercicios. Algunos de los ejercicios que puedes hacer en la plataforma vibratoria incluyen las sentadillas, elevación de talones (calf raises), estocadas (lunges) frontales y laterales, movimientos pélvicos hechos con los pies sobre el equipo mientras estás acostado de espaldas en el suelo, lagartijas (push ups) tanto con las manos como con los pies sobre la plataforma vibratoria, fondos de tríceps (triceps dips) hechos desde la cubierta, y el ejercicio de las tijeras para tus músculos abdominales mientras estás sentado en la plataforma. Las bandas de resistencia con asas se pueden unir a los lados del equipo para agregar resistencia a los ejercicios como los bíceps curls y el remo vertical (upright row) mientras estás de pie en la cubierta de vibración.

Beneficios de las vibraciones

Sólo porque el ejercicio a base de vibraciones no puede darte la fuerza y ​​la pérdida de peso que estás buscando, no quiere decir que se trata de una estafa inútil. El dr. Joseph Mercola de Peak Fitness dice que la vibración de todo el cuerpo puede ayudar a los adultos mayores que tienen problemas con el equilibrio, puede reducir la pérdida de densidad osea y hasta aliviar el dolor. Un estudio en 2008 realizado en la Universidad de Barcelona, ​​España apoya la afirmación de que disminuye el dolor cuando se demostró que seis semanas de ejercicio tradicional junto con vibración corporal redujeron el dolor y la fatiga en las mujeres que sufrían de fibromialgia.

Más galerías de fotos



Escrito por elle di jensen | Traducido por maria del rocio canales