Máquinas de ejercicios que trabajan abdominales, glúteos y muslos

Las máquinas de entrenamiento de fuerza son ideales para aislar el trabajo de ciertos grupos musculares. Estas máquinas están diseñadas para colocar el cuerpo de manera en que solo queden en movimiento las partes del cuerpo que se están entrenando. El resto de tu cuerpo permanece inmóvil. Esto ayuda a conservar la energía necesaria para ejecutar con eficacia los movimientos en un ejercicio. Una variedad de máquinas se dirigen específicamente a los abdominales, los glúteos, los isquiotibiales y los cuádriceps. Algunos trabajan más de un grupo muscular a la vez.

Prensa de piernas

La máquina de prensa de piernas aísla los cuádriceps, pero también trabaja los músculos de los glúteos. Muchas máquinas de prensa de piernas tienen un asiento de baja altitud y respaldo, que te obliga a presionar las piernas hacia arriba en un ángulo más pronunciado que las máquinas de prensa de la pierna que son horizontales. Un ángulo más pronunciado proporciona una fuerza más concentrada presionando hacia abajo con el cuerpo, lo que hace que el ejercicio sea más eficiente. Las máquinas de prensa de piernas suelen tienen manijas que ayudan a estabilizar la parte superior del cuerpo. Tirando de estas y presionando con las piernas no puedes arquear la espalda y así logras hacer todo el trabajo con la fuerza de piernas.

Máquina de contracción de abdominales

La máquina de contracción abdominal se dirige con eficacia al área abdominal completa, debido al estiramiento que la máquina crea para tu cuerpo. Las máquinas de contracción tienen manijas y acolchados para las piernas que las toman por detrás. Estos son los puntos de resistencia en la máquina que te obligan a tirar de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba, con la participación de los músculos abdominales. El movimiento hacia adelante crujido aprieta los abdominales y les obliga a contratar.

Sentadilla hacia adentro

Una máquina de sentadillas hacia adentro es otra versión de la sentadilla de peso libre y es más segura para ejercitar si tienes problemas de rodilla o de espalda. Las sentadillas hacia adentro apuntan a los cuádriceps, los isquiotibiales y los glúteos. Tu cuerpo se posiciona levemente inclinado hacia atrás. Cuando la manija de seguridad se libera para activar el mecanismo deslizante, el peso se asienta completamente sobre tus hombros. Mientras tu cuerpo está en un ángulo leve y estabilizado por el peso que lo empuja hacia abajo, perder tu balance y caerte es imposible. La mayoría de las máquinas de este tipo tienen una barra de seguridad que atrapa el peso en caso de que una pierna seda.

Máquina de flexión de piernas acostado

Una máquina de flexión de piernas acostado aísla los isquiotibiales pero además trabaja las nalgas en determinado punto. La posición horizontal es la manera más eficiente de apuntar a los isquiotibiales, porque te permite flexionar las piernas hacia atrás todo lo que puedas. La mayoría de las máquinas de este tipo tienen manijas debajo del banco, lo que ayuda a estabilizar la parte superior de tu cuerpo. Tirar de las manijas mantiene tu cuerpo contra el banco y fuerza a que tus isquiotibiales hagan el trabajo. El acolchado de la pierna debería estar ubicado encima de los talones y debajo de las pantorrillas para optimizar la concentración de la resistencia.

Más galerías de fotos



Escrito por dan harriman | Traducido por sebastian castro