¿Qué máquinas de ejercicio puedo utilizar cuando estoy embarazada?

A menudo hay una idea errónea de que el ejercicio durante el embarazo puede hacerle daño a tu bebé. Pero de acuerdo a BabyCenter, por lo general es bueno para ti y el bebé hacer ejercicio cuando estás embarazada. El College of Family Physicians of Canada encontró un menor número de complicaciones en el parto en las mujeres que hacían ejercicio durante el embarazo. Según la revista American Journal of Epidemiology, el ejercicio puede reducir el riesgo de nacimientos prematuros en un 40%. Consulta a tu médico antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios.

Bicicleta reclinada

Una bicicleta reclinada puede ser una buena opción durante el embarazo, debido al apoyo para la espalda y asiento. Una bicicleta reclinada tiene pedales hacia la parte delantera, y un asiento con respaldo hacia la parte de atrás, y cuando haces ejercicio, tus piernas están estiradas y la espalda también. Seguirás disfrutando de los beneficios del ejercicio, incluyendo el movimiento de tu cuerpo y el aumento de tu tasa metabólica.

Entrenador elíptico

La elíptica es otra opción, ya que es una máquina de bajo impacto, por lo que no golpeas tu cuerpo contra una superficie dura. En cambio, tiene un movimiento fluido, lo que reduce el riesgo de dolor y lesiones en las articulaciones. La elíptica es también un ejercicio de cuerpo completo si tiene pasamanos ajustables que permiten que los brazos se muevan mientras tienes los pies en los pedales.

Caminadora

Las mujeres embarazadas deben usar una cinta de correr con precaución. Trata de caminar en un escenario cuesta arriba para un entrenamiento que no sólo mejorará tu metabolismo, sino que también aumenta tu fuerza. Es importante utilizar los carriles de mano como soporte, ya que puede ser difícil mantener el equilibrio mientras la cinta está en marcha.

Escaladora

Las mujeres embarazadas también deben usar la escaladora con precaución. Una manera de garantizar tu seguridad es el uso de la máquina en un entorno lento y utilizar el apoyo de los pasamanos. Seguirás recibiendo un entrenamiento completo que desarrolla los músculos de la parte inferior del cuerpo.

Evita los ejercicios de alto impacto

Ya sea que estés corriendo en una caminadora o caminando en el pavimento, no se recomiendan los ejercicios de alto impacto durante el embarazo. El salto y el rebote, el uso de oxígeno adicional y el aumento en temperaturas centrales que participan en ejercicios de alto impacto pueden afectar el desarrollo del bebé. Además, tu centro de gravedad se desplaza cuando el bebé crece y se puede perder el equilibrio y caer en rutinas de aeróbicos vigorosos.

Más galerías de fotos



Escrito por alexandrarippy | Traducido por mariana van der groef