¿Puede una máquina de ejercicio vibratorio lesionar tu espalda?

Las máquinas de ejercicios vibratorios están diseñadas para ser de bajo impacto y accesibles para las personas de todas las edades y condiciones físicas. Pueden ayudar a los más grandes y a quienes tienen lesiones a ejercitar y fortalecerse sin causar dolores. Las opiniones son variadas sobre si el uso de una máquina de este tipo puede lesionar tu espalda y tu cuerpo y hay muy poca evidencia médica para apoyar dicha afirmación.

Génesis

Las máquinas de ejercicios vibratorias que puedes comprar o que están disponibles en tu gimnasio, están basadas en máquinas vibratorias que los astronautas rusos desarrollaron y utilizaron en el espacio en los años 60 y 70. Los astronautas rusos utilizaron estas máquinas de ejercicio para retrasar la atrofia muscular y la disminución de la densidad ósea que se puede sufrir en el espacio por la falta de gravedad. Utilizando las máquinas de ejercicio vibratorias mientras están en el espacio, los astronautas rusos podían batir una marca mundial del mayor tiempo en el espacio, quedándose hasta 432 días a diferencia de los estadounidenses que podían quedarse en el espacio por 300 días. Estas máquinas ayudaban a los astronautas rusos a mantener sus huesos y músculos más fuertes por más tiempo y los fabricantes de máquinas tomaron nota, desarrollando máquinas de ejercicios para uso masivo en la Tierra.

Tiempo de trabajo disminuido

La intensidad de las vibraciones musculares provistas por las máquinas vibratorias podrían dañar los músculos de la espalda que no están habituados al ejercicio. Las máquinas de ejercicio vibratorias varían enre US$ 2.500 y US$ 15.000 y brindan ejercicios previstos para durar de 10 a 15 minutos, pero que dan los beneficios de un entrenamiento tres veces mayor. No deberías utilizar las máquinas vibratorias por más de 15 minutos a la vez. El uso excesivo podría dañar tu espalda y otros músculos por una fatiga muscular extrema.

Contracciones musculares rápidas

Las máquinas de ejercicio vibratorias funcionan creando contracciones musculares rápidas involuntarias, permitiendo que los músculos se contraigan y retraigan mucho más rápido que como lo harían con un ejercicio regular. A una configuración baja de 30 vibraciones por segundo, una flexión de 30 segundos equivaldría a realizar 900 flexiones manualmente. Las máquinas vibratorias activan de un 90 a un 100 por ciento de los músculos comprometidos. En un entrenamiento regular, utilizarías un 30 por ciento de los músculos incluidos. El dolor de espalda potencial también aumenta, si te mueves de manera incorrecta o si te desgarras un músculo de la espalda, repitiendo el ejercicio varias veces.

Beneficios y daños

Los ejercicios de vibración pueden ayudar a varias afecciones de salud, como la artritis, ya que se encuentran diseñados para poner menos tensión en el cuerpo que las otras máquinas de ejercicios. También pueden ayudar a disminuir la producción de cortisol, que es una hormona que se encuentra relacionada con el estrés y puede generar aumento de peso. Las máquinas de ejercicios vibratorios también pueden ayudar al aumento de la circulación, la mejora de la coordinación y revertir los efectos producidos por la la osteoporosis. Sin embargo, es importante tener en cuenta que hay diversos tipos de máquinas con diferentes velocidades de vibración, y cada máquina y velocidad puede ser mejor que otra para cada condición específica. Si bien algunos recomiendan máquinas de ejercicios de vibración para el dolor crónico, como ser el dolor de espalda, estas máquinas pueden causarlo a su vez, así como dolor de cabeza e incluso hasta daño cerebral si el cerebro recibe demasiada vibración. Es importante consultar a tu médico antes de comenzar a utilizar una máquina de ejercicios de vibración.

Más galerías de fotos



Escrito por milo dakota | Traducido por sebastian castro