Cómo hacer que tu maquillaje sea a prueba de sudor

Ya sea que quedes atrapada en medio de una ola de calor o que te involucres en una sesión de mucha actividad, sin duda es un reto mantener el maquillaje cuando se suda. Esto se debe a que tan pronto como comienzas a sudar, la base líquida, el corrector y el delineador de ojos empiezan a correrse de inmediato. Blinda tu maquillaje ante el sudor fácilmente introduciendo algunos productos especiales y unos cuantos pasos nuevos a tu rutina, para que el color se mantenga en su lugar no importa qué tan acaloradas se pongan las cosas.

Prepárate

Si quieres que tu maquillaje dure aún en el clima cálido o durante las actividades físicas como mientras bailas o te ejercitas, comienza a usar un primer o base de preparación. El primer para maquillaje no sólo ayuda a rellenar los poros y las líneas de expresión, sino que permite a que tu maquillaje líquido o en crema dure más tiempo incluso cuando empiezas a sudar, al crear una barrera entre éste y los aceites de la piel. Aplica una pequeña cantidad de base de preparación en tu rostro antes de tu maquillaje o humectante con color habitual para sellarlo y hacer que permanezca en su lugar durante todo el día, no importa cuan caliente esté el ambiente. Utiliza también una base de preparación especial para párpados antes de aplicar la sombra. Esto evitará que el color se corra aunque te pongas sudorosa.

Mantente ligera

La clave para gozar de la seguridad de un maquillaje resistente al sudor es utilizar fórmulas ligeras que no se emplasten o derritan. Los humectantes con color suelen ser la mejor opción cuando es probable que te acalores, ya que se absorben en la piel como las crema hidratantes normales, pero tienen un ligero toque de color que emparejará el tono de tu piel. Si tienes acné, cicatrices, manchas de la edad u otras marcas o decoloraciones que requieren más cobertura, opta por una base ligera libre de aceites que aporte un acabado mate y que absorba cualquier rastro de brillo que aparezca si empiezas a sudar.

Empólvate

El maquillaje líquido puede mostrar un buen desempeño cuando estás acalorada, pero las fórmulas en polvo a menudo son la mejor opción, sobre todo si tienes la piel grasa, ya que pueden matificar la apariencia de tu cutis. En lugar de un maquillaje líquido o crema, usa un polvo compacto o una fórmula mineral en polvo suelto para igualar el tono de tu piel y recoger el exceso de brillo. Si prefieres el maquillaje líquido o el humectante con color, aplica un poco de polvo translúcido encima, que también te ayudará a fijarlo y a mantenerlo en su lugar. Olvídate de las sombras en crema y elige las que vienen en polvo. Si quieres, puedes aplicarlas con un pincel húmedo para prolongar su cobertura. El rubor mate o el bronceador en polvo son las mejores opciones para los climas cálidos, ya que absorben los aceites y no añaden brillo ni destellos a tu rostro.

Hazlo impermeable

El sudor puede hacer que el maquillaje se corra y manche, así que elige fórmulas resistentes al agua cuando el clima es cálido y húmedo. El rímel es uno de los productos de maquillaje que más fácilmente se corre cuando sudas, así que aplícate una fórmula a prueba de agua que no se emborrone o manche. El delineador líquido impermeable también es una buena opción para dar definición a tus ojos cuando hace calor o si estás ejercitándote o haciendo actividades al aire libre. Incluso puede que encuentres fórmulas correctoras que resisten la humedad y que por lo tanto no se deslavan ni desarrollan vetas cuando empiezas a sudar.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer blair | Traducido por pei pei