La mantequilla de maní y el estreñimiento

Una sensación de evacuación incompleta, evacuaciones intestinales frecuentes y heces difíciles de excretar son síntomas de estreñimiento, según Medline Plus. Los problemas gastrointestinales tales como el estreñimiento, la diarrea, el dolor y la distención abdominal, en relación con el consumo de alimentos específicos, con frecuencia afectan a las personas diagnosticadas con IBS, o síndrome de intestino irritable u otros trastornos del intestino, pero las sensibilidades de alimentos pueden afectar a cualquiera. Lleva un diario de alimentos para ayudar a identificar los alimentos que parecen estar causando los síntomas. La intolerancia a los frutos secos y sus mantequillas podría ser lo que te está provocando estreñimiento, a pesar de que la mantequilla de maní también contiene nutrientes que combaten esta condición.

Fibra

La mantequilla de maní ayuda a combatir el estreñimiento debido a su contenido en fibra. Cada porción de 2 cucharadas ofrece 2,6 gramos de fibra, 10 por ciento de la ingesta diaria para las mujeres y 7 por ciento para los hombres, según lo que recomienda Institute of Medicine. Debido a que esto afloja y suaviza tus heces de modo que sean más fáciles de desplazarse, la fibra ayuda a combatir el estreñimiento. Sin embargo, si consumes alimentos ricos en fibra, como mantequilla de maní, sin la hidratación adecuada, esto puede empeorar el estreñimiento.

Sensibilidad a los salicilatos y aminas

La mantequilla de maní contiene cantidades moderadas de salicilatos y aminas, que son compuestos químicos de los alimentos naturales presentes en una variedad de comidas que mayoría de la gente a diario. Sin embargo, si eres propenso a problemas gastrointestinales o eres sensible a los salicilatos o aminas, comer mantequilla de maní diariamente podría llevar a la acumulación suficiente de esos químicos de comidas naturales en tu cuerpo, para causar estreñimiento u otros síntomas de sensibilidad alimentaria. Esto se explica en el "RPAH Elimination Diet Handbook", publicado por el Allergy Unit of the Royal Prince Alfred Hospital en Sidney, Australia. El maní mismo también contienen los mismos compuestos, y es el que tiene cáscara, el que tiene los más altos niveles de salicilatos y aminas.

Intolerancia al maní

Las intolerancias alimentarias son todavía poco reconocidas y no muy bien entendidas por la mayoría de los profesionales del cuidado de la salud. Una intolerancia a los cacahuetes no debería confundirse con una alergia a éstos. Una intolerancia alimentaria no desencadena una reacción inmune de tu sistema inmunológico, pero puede causar síntomas diferentes, incluyendo estreñimiento, según lo que señala el sitio web de Food Intolerance Awareness. Las personas que reaccionan negativamente a los frutos secos experimentando problemas gastrointestinales con frecuencia, tienen también problemas tolerando otros tipos de frutos secos.

Elimina el maní de tu dieta

Hasta que mejoren los métodos de diagnóstico para identificar la sensibilidad a los salicilatos y aminas o la intolerancia al maní, el enfoque básico es eliminar los alimentos sospechosos de tu dieta y ver si tus síntomas mejoran. Eliminar el maní y mantequilla de maní de tu dieta durante un período de seis a ocho semanas, es un protocolo sugerido por la Allergy Unit del Royal Prince Alfred Hospital. Evita todos los alimentos que contienen, incluso pequeñas cantidades de maní, para dar una oportunidad para eliminar los posibles compuestos encontrados en maní y la mantequilla de maní, que podrían ser responsable de tu estreñimiento. Si el movimiento de tus intestinos se hace regular mientras eliminas la mantequilla de maní de tu dieta, sabrás que fue la fuente del problema.

Otros frutos secos

Después de eliminar la mantequilla de maní y el maní de tu dieta y aliviar el estreñimiento, puedes intentar volver a introducir otros tipos de frutos secos o mantequilla de nuez, para poner a prueba tu tolerancia. Si descubres que el maní y la mantequilla de maní causan estreñimiento mientras te encuentras en tu dieta de eliminación, podrías intentar consumar pequeñas cantidades con unos cuantos días de separación para probar tu tolerancia a las cantidades moderadas. De otra forma, experimenta con mantequilla de almendras, mantequilla de anacardo u otra mantequilla de fruto seco para ver si puedes consumirlos sin experimentar problemas de estreñimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por aglaee jacob | Traducido por valeria garcia