Cómo mantenerse concentrado en perder peso

Es fácil perder la concentración después de estar a dieta durante unas semanas o meses. El tedio de tratar de hacer buenas elecciones día tras día, combinado con las inevitables galletas y panes que parecen buscarte precisamente en estos días, facilitan que pierdas la concentración y simplemente te rindas. Pero antes de rendirte por completo, pasa unos minutos recordando tus motivos para perder peso. Desarrolla estrategias y aprende nuevas técnicas que te ayuden a seguir adelante en tu lucha por bajar de peso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Papel cuadriculado
  • Tabla de progreso
  • Registro de ejercicios

Instrucciones

  1. Revisa tu avance en la pérdida de peso. Usa papel cuadriculado o una tabla impresa de progreso en la pérdida de peso. Una publicación de Pennington Nutrition Series recomienda monitorear tu peso para documentar tus éxitos y poner un alto a la recuperación del peso. Ver gráficamente tu progreso puede ayudarte a mantener la motivación necesaria para seguir perdiendo libras o kilos. Registra tu peso cada semana, haz ajustes en tu dieta y programa de ejercicios si es necesario. Además de mantener una gráfica sobre tu pérdida de peso, lleva un registro de tus logros en tus ejercicios para registrar el avance de tu estado físico.

  2. Únete a un grupo de apoyo para perder peso. El sitio web HelpGuide.org dice que el apoyo social durante el proceso de bajar de peso anima al participante a seguir logrando metas individuales mientras desarrolla hábitos que pueden llevar a una alimentación saludable para el resto de su vida. Investiga la filosofía del grupo que te interesa antes de unirte a él para asegurarte de que su estilo te motivará a seguir bajando de peso. Los grupos de apoyo en línea son otra buena opción. Muchos grupos en línea no exigen cuotas de suscripción y te ofrecen la posibilidad de preguntar y responder preguntas sobre cómo bajar de peso.

  3. Establece metas realistas a corto y largo plazo. Ponte metas que sean únicamente para ti. Definir pequeñas metas diariamente te mantendrá motivado día a día y las metas a largo plazo te mantendrán concentrado en tu objetivo final. Un ejemplo de una meta a corto plazo es comer dentro de tu rango de calorías cada día, mientras que una meta a largo plazo puede ser competir en una carrera de 5 km. Anota tus metas y las acciones que necesitas realizar para lograrlas. Si quieres hacer ejercicio cinco veces a la semana, programa la hora y haz los arreglos necesarios para que alguien cuide de tus hijos.

  4. Mantén tu salud en el primer lugar de tus pensamientos. La nutricionista de la University of Maryland , Andrea Wenger Hess, dice que es importante concentrarte más en tu salud que en una talla de ropa o el número en la balanza. Cuando te concentras en comer bien y mejorar tu condición física, eso facilita que te concentres en tu meta de pérdida de peso a largo plazo. Escribe tus motivos vinculados a la salud para perder peso. Incluye metas como mejorar la presión sanguínea, reducir tu nivel de colesterol, fortalecer la densidad de tus huesos o reducir el dolor de articulaciones.

Consejos y advertencias

  • Pide a tu cónyuge, o a un amigo en quien confíes, que te ayude a mantenerte concentrado en bajar de peso.
  • Para evitar la sensación de privación, permítete un postre ocasionalmente.
  • Entrénate para una carrera o algún evento deportivo junto con un amigo.
  • Usa un sistema de seguimiento en línea para medir tus entrenamientos y las distancias que cubres.
  • Siempre usa una lista cuando vayas a comprar la despensa.
  • Al comer fuera, verifica la información nutricional del menú del restaurante antes de salir de casa.
  • Consulta a tu médico si tu pérdida de peso se estanca.

Más galerías de fotos



Escrito por diane lynn | Traducido por carmen maria garcia