Cómo mantener las zanahorias peladas frescas

Las zanahorias están entre los ingredientes más versátiles de la cocina. Su firme textura y dulce sabor funciona para cualquier tipo de cocina, y se pueden comer crudas o cocidas siendo igualmente deliciosas. En su estado natural sin pelar, se pueden conservar por meses en un lugar fresco y poco húmedo. Aún así, a veces es útil tener zanahorias peladas y listas para usarse. Tienden a secarse en el refrigerador una vez cortadas, así que necesitan un poco de cuidado extra.

Básicos de la zanahoria

Las zanahorias son la raíz de una planta de la familia umbellifera, que también incluye perejil, chirivía, alcaravea y comino. Originalmente de color rojo, blanco o morado, la popular de color naranja que tenemos hoy fue desarrollada en el siglo 17 en Holanda, de acuerdo con el científico Harold McGee. Las raíces son ricas en azúcares y beta-carotenos, y retienen tanto el color como la textura al cocinarse. Las zanahorias jóvenes son más dulces, mientras que las largas y viejas son más pastosas. Para cortar las zanahorias, las variedades dulces y suaves como las Nantes son las mejores.

Guardarlas en agua

El mayor problema de las zanahorias peladas dentro de los modernos refrigeradores son los bajos niveles de humedad. Cuando se les quita la piel, rápidamente pueden perder la humedad y dejarlas secas y correosas. Una forma de evitar esto es guardarlas en un contenedor con agua. Esto no es del todo ideal, ya que el agua hará que se pierdan algunos nutrientes, pero las mantendrá húmedas y frescas. Cambia el agua diariamente para prevenir que se fermente, se contaminen o le crezcan hongos. Se mantendrán frescas hasta por una semana.

Guardarlas en toallas húmedas

Una alternativa al método previo que evita la pérdida de nutrientes es envolverlas en una toalla húmeda, luego sellarlas en un contenedor o bolsa de plástico. La bolsa retiene suficiente humedad para prevenir que se sequen las zanahorias. Abre la bolsa diario o de vez en cuando y humedece la toalla cada vez que sea necesario. Las zanahorias mantendrán su textura y color de cinco a siete días. Si se secan, no se verán apetitosas, pero aún así se pueden cocinar. Guárdalas lejos de las frutas, ya que liberan gas etileno y las pueden echar a perder.

Pelar

Para guardarlas por largo tiempo en el refrigerador, pélalas y córtalas luego ponlas en agua hirviendo por dos minutos. Al final, transfiere las zanahorias a un bowl de agua fría para detener el proceso de cocción. Las zanahorias se verán crudas y frescas pero la cocción parcial ayudará a extender su vida. Todos los vegetales contienen enzimas naturales que los hacen pudrirse, soltando sus nutrientes de vuelta a la tierra. Pelarlas desactiva estas encimas. Guarda las zanahorias de la misma forma en que guardas las zanahorias frescas, hasta por dos semanas.

Más galerías de fotos



Escrito por fred decker | Traducido por mariana perez