Cómo mantener un vientre tonificado durante el embarazo

Mantenerte en forma durante el embarazo no sólo reduce el riesgo de ganar demasiado peso, sino que también prepara a tu cuerpo para el parto y el nacimiento de tu bebé. Mantenerte en forma durante el embarazo también ayuda a recuperar el peso y la talla que tenías antes, mucho más rápido de lo que harías si estuvieras sentada en el sofá sin hacer nada. De acuerdo con Mayo Clinic.com, las mujeres embarazadas deben hacer 30 minutos de ejercicio cardiovascular moderadamente intensivo casi todos los días. Habla con tu médico para determinar qué ejercicio cardiovascular es el adecuado para ti. Deja de hacer ejercicio si sientes fatiga, mareos, sangrado o dificultad para respirar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Consume una dieta saludable y bien balanceada llena de frutas, verduras y granos enteros. De acuerdo con Mayo Clinic.com, una mujer debe ganar sólo un par de libras en el primer trimestre, y luego de 3 a 4 libras al mes hasta dar a luz.

  2. Haz ejercicio cardiovascular. Los ejercicios como nadar, caminar y los ejercicios aeróbicos ayudan a mantener el estómago y otras partes de tu cuerpo torneado y tonificado.

  3. Regístrate para obtener una clase de yoga prenatal. Ciertas posturas de yoga, como la inclinación de la pelvis, el perro que mira hacia abajo y el gato-vaca, fortalecen tus músculos abdominales, y alivian dolores y molestias.

  4. Haz ejercicios de Kegel. A medida que tu bebé crece, ejercerá una presión indebida sobre tu estómago y vejiga, lo que aumenta el riesgo de problemas de control de vejiga. Los ejercicios de Kegel ayudan a fortalecer los músculos que se utilizan para iniciar y detener la micción, así como ayudar a empujar al bebé hacia afuera. Haz los ejercicios de Kegel mientras estás sentado en tu escritorio o en el sofá y no cuando usas el baño.

  5. Haz sentadillas y abdominales sólo durante el primer trimestre de tu embarazo. A medida que tu bebé y tu vientre crecen, acostarte boca arriba limitará la cantidad de sangre y nutrientes enviados a tu bebé, e impactará tu presión arterial. Cambia a ciertas posturas de yoga, así como sentadillas después del primer trimestre.

Consejos y advertencias

  • Habla con tu médico antes de comenzar cualquier tipo de programa de ejercicio durante el embarazo. Siempre debes hacer unos minutos de calentamiento y enfriamiento. Usa calzado y ropa cómodos y de apoyo durante el ejercicio. Toma descansos frecuentes y bebe abundante agua.
  • Evita hacer ejercicio a un ritmo intenso. Si haces ejercicio con tanta fuerza que no puedes respirar, es probable que tu bebé no pueda respirar bien. Deja de hacer ejercicio inmediatamente si experimentas dolor en el pecho, mareos, fatiga, sangrado vaginal, contracciones o falta de aliento.

Más galerías de fotos



Escrito por susan diranian | Traducido por katherine bastidas