Cómo mantener las toallitas de tela húmedas

Escrito por Melissa King | Traducido por Nieves Fragola
Las toallitas de tela duran años cuando se lavan y se almacenan correctamente.

Las toallitas de tela sirven como una alternativa segura y respetuosa del medio ambiente en lugar de las costosas toallitas húmedas desechables. Muchos padres humedecen las toallitas de tela con una solución casera de ingredientes que incluyen jabón, agua y aceite esencial. Si has cambiado por las toallitas de tela, necesitas una manera de mantenerlas húmedas para que estén listas para usar donde vayas tú o tu bebé. Las toallitas de tela no contienen los mismos conservantes químicos que las toallitas comerciales, de modo que necesitarás humedecerlas en pequeñas cantidades para evitar que se desarrolle moho y olor.

Vierte una solución preparada para toallitas de tela en un tazón grande o bandeja.

Sumerge cada toallita en la solución y luego escurre el exceso de líquido.

Dobla las toallitas por la mitad o en tercios, como si estuvieras doblando una carta.

Apila los paños humedecidos en un contenedor de toallitas desechables. Un contenedor de tamaño promedio puede tener entre 16 y 18 toallitas de tela.

Cierra la tapa fuertemente. Si no se cierra completamente, quita una toalla e intenta nuevamente.

Utiliza las toallitas en una semana. Verifica diariamente que no tengan hongos, moho o mal olor. Si observas cualquiera de estos, lava las toallitas y prepara un nuevo lote.

Consejo

Si guardas tu solución para toallitas en una botella, puedes aplicarla a cada una a medida que las necesitas en lugar de humedecerlas todas a la vez. Esto ayudará a que las toallitas se mantengan frescas.