Cómo mantener la seguridad de los bebés en una casa con libros

Ahora que tu bebé se ha convertido en un niño pequeño que trepa, corre y salta, es momento de redoblar las precauciones de seguridad en casa. Los estantes pueden parecer seguros, pero uno pesado lleno de libros puede ser muy atractivo para un niño que quiera escalarlo, dando lugar a una peligrosa caída. Incluso un estante pequeño de cartón lleno de libros puede tener la altura suficiente para un trepador novato que al caer sufra consecuencias muy dañinas. Afortunadamente, no tienes que esconder tu colección de novelas de Tolstoi, pero sí es necesario que te asegures de tomar precauciones.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Buscador de montantes
  • Lápiz
  • Soportes en forma de "L"
  • Taladro
  • Tornillos
  • Destornillador eléctrico o puntas de atornillar para taladro

Instrucciones

    Instrucciones

  1. Utiliza soportes en la pared para asegurar los estantes. Esto impedirá que alguno se caiga sobre un niño causando lesiones por aplastamiento.

  2. Encuentra montantes de pared utilizando un buscador. No deberás afianzar los estantes, usando como ancla un muro falso, que se rompa y se vuelque.

  3. Usa un lápiz para hacer una marca en la pared donde quieres colocar el montante. Lo ideal es que los coloques en dos lugares. Si tienes un librero de doble ancho que cubra tres montantes, ánclalo en tres soportes.

  4. Mueve el estante de modo que quede centrado cubriendo los tres soportes lo más posible. Esto dependerá de la distribución de la habitación y del tamaño de los estantes.

  5. Coloca el montante en "L" en la parte superior del estante, procurando que el lado largo quede exactamente sobre el librero y el corto apunte hacia arriba contra la pared. La esquina del montante debe sentarse al ras del borde del librero, de manera que lo asegures completamente a la pared.

  6. Alinea el orificio del soporte en "L" para que esté sobre el montante que colocaste, asegurándote de que el librero quede en la posición que deseas.

  7. Con el taladro, haz un agujero piloto en la parte superior del estante. Perfora a través del orificio del montante, asegurándote de que el soporte en "L" se mantenga al nivel del borde del estante.

  8. Fija un tornillo a través del agujero piloto, fija el soporte en "L" en la parte superior del estante.

  9. Perfora un agujero piloto a través del soporte en "L" a través de la pared y del soporte.

  10. Fija un tornillo a través del agujero piloto en el estante, apretando el tornillo hasta que fijes el soporte y el librero contra la pared. Repite el procedimiento en cada montante del librero.

  11. Coloca los libros más pesados ​​en las estanterías inferiores para que el librero se mantenga más estable y seguro.

Consejos y advertencias

  • Este método puede dañar estantes frágiles o algunas antigüedades, así que considera guardar los libreros valiosos en un lugar donde no se maltraten, si crees que al asegurarlos a la pared pueda preocuparte.
  • Los estantes son escalones tentadores para los niños más pequeños. Enseña a tu niño que subir estantes es algo peligroso, y de esta manera, podrás prevenir accidentes.

Más galerías de fotos



Escrito por victoria georgoff | Traducido por xochitl gutierrez cervantes