Cómo mantener el ritmo siendo jugador de fútbol

Cuanto más mejoremos en fútbol, más entenderás cómo mantener el ritmo. Algunos jugadores profesionales hipercinéticos arrancan hacia arriba y abajo por las bandas con perseverancia biónica, pero los jugadores más astutos, como Lionel Messi de Barcelona emplean tácticas para jugar más inteligentemente, no más duro. Tú y tus compañeros de equipo pueden encontrar fácilmente maneras de llevar lentamente al otro equipo su propio arco y preservar tus corridas a toda velocidad para cuando más los necesites.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Elige tus momentos con cuidado para gastar más energía en carreras desgastantes. "Un partido de fútbol dura 90 minutos, y no importa lo avanzado de su estado físico, la fatiga es un factor", señala Wes Harvey, un entrenador para jóvenes y adultos de la universidad con sede en Baltimore, Maryland. "Los equipos más metódicos marcan sus puntos corriendo y pasando la pelota."

  2. Trabaja para mantener el control de la pelota, enviando y recibiendo pases cortos a tus compañeros de equipo, como hace Barcelona. "La posesión de balón es la mejor manera para que un jugador de fútbol conserve la energía", aconseja Harvey. "Los mejores equipos obligan al equipo defensor a quemar energía al permitir que la pelota no la acarreen ellos". Si tu oponente no es tan fuerte tácticamente, los jugadores pueden competir en torno a realizar una exhibición deportiva emocionante y luego quemar energía. Harvey señala que el Manchester United, por ejemplo, es conocido por ver a sus oponentes dejar todo y volver con paciencia en los últimos minutos, llamado "tiempo de Fergie" después que el ex entrenador Alex Ferguson, ganará partidos justo antes del silbato final.

  3. Cambia el número y la velocidad de tus corridas independientemente de la posición en la que juegues, incluyendo el calor, el frío, tu nivel de condición física, el número de minutos restantes y la disponibilidad de sustituciones. Por ejemplo, si eres parte de una rotación de tres personas en el centro delante en un partido cómodo de octubre, puedes correr todas y salir a continuación, pedir la sustitución cuando te quedes sin aliento. Pero si eres el único barredor en un torneo caliente de julio, tienes que tratar de conservar la energía cuando la pelota esté del otro lado del campo.

  4. Tómate tu tiempo en los saques de banda y cuando se realicen los tiros libres. Mientras que no hagas sonar el silbato del árbitro o ganarte una tarjeta por demora excesiva, las reglas no requieren que corras en la posición y te des prisa con la pelota. Un acercamiento relajado a estas situaciones pueden permitir a tu equipo conseguir un respiro.

  5. Limita el uso de las llamadas tácticas largas con pelota. Los pases largos requieren delanteros y centrocampistas que corran a toda velocidad para ganar la posesión del pase. A menudo, esto simplemente resulta en posesión para el equipo contrario. "Lo más importante para los estadounidenses a recordar acerca de la estimulación a sí mismos en un juego individual es que no hay tiempo de espera", dijo Harvey. "Pasar o compartir el balón con todo el equipo conserva la energía de los jugadores clave en la difusión de la responsabilidad de los 11 compañeros del equipo".

Consejos y advertencias

  • Estudia vídeos de cómo Messi lleva a los oponentes mediante la colocación de espaldas a la portería contraria, dibujando un equipo de dos o tres compañeros, Harvey recomienda. Messi da pases a los compañeros de equipo, se desplaza a una nueva posición y pasa de nuevo. "Messi a veces pasa la pelota de 10 a 12 veces en un solo minuto y sólo trata de vencer al adversario cuando el adversario se agota de perseguir el balón", señala.

Más galerías de fotos



Escrito por rogue parrish | Traducido por franco castro