Cómo mantener redonda la cabeza de un recién nacido

La cabeza de tu recién nacido es suave y moldeable. Si está en la misma posición durante largos períodos de tiempo, la cabeza podría llegar a ser lisa por un lado o la parte posterior de la cabeza se puede aplanar. La clave para mantener la cabeza redonda es variar su posición tanto como sea posible durante los primeros meses de su vida. Si la cabeza del bebé ya parece deforme, consulta a tu pediatra. Existen tratamientos para revertir el síndrome de la cabeza plana, que también se llama plagiocefalia posicional.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Juguetes de cuna
  • Portabebé

Instrucciones

  1. Cambia la posición de la cabeza del recién nacido cada vez que lo pones en su cuna. Esto es especialmente importante si uno de los lados de la cuna de tu bebé está contra la pared. Debido a que va a girar la cabeza para mirar hacia la habitación, alternando la posición de la cabeza en la cuna, se le anima cambiar de lado al dormir.

  2. Coloca una variedad de estímulos visuales alrededor del borde de la cuna de tu bebé recién nacido y alrededor de su dormitorio. Esto hará que se mueva su cabeza mientras se está acostado. Espejos, juguetes duros de colores brillantes y objetos que se mueven, giran o iluminan son buenas opciones. No coloques objetos blandos en la cuna de tu bebé.

  3. Alterna el brazo que utilizas para sostener a tu bebé mientras lo alimentas. Además, ubica tu brazo para que no presione contra la parte plana de la cabeza de tu recién nacido. Es posible que tengas que ser creativo con las posiciones, por ejemplo, trata de acostarte en el sofá o permanecer de pie al amamantar, o haz que alguien con un brazo de diferente largo y tamaño alimente a tu bebé de vez en cuando.

  4. Usa una mochila porta bebé siempre que sea posible. Ya sea que elijas usarlo delante o hacia atrás, llevar a tu bebé en posición vertical, disminuirá la presión en la cabeza y ayudará a mantenerla redonda.

  5. Enrolla una cobija y utilízala para apoyar y cambiar la posición de la cabeza de tu bebé cuando está en su columpio o cochecito. Esto puede impedir que sostenga su cabeza en la misma posición cada vez.

  6. Retira a tu recién nacido de su asiento de seguridad cuando no está viajando. Los asientos de seguridad para niños no ofrecen muchas oportunidades para que los bebés se mueven alrededor, y esto puede dar lugar a zonas planas en la cabeza. Incluso si tu bebé está durmiendo cuando llegues a casa, sácalo de la silla y recuéstalo en un lugar seguro que para siga durmiendo la siesta.

  7. Dale a tu bebé tiempo de juego sobre su panza en el suelo tan pronto como su cordón umbilical se haya caído. Además de ayudar a mantener su cabeza redonda, el tiempo boca abajo fortalecerá sus brazos, el cuello, el estómago y músculos de la espalda. Siempre supervisa el tiempo boca abajo

Más galerías de fotos



Escrito por sandra ketcham | Traducido por natalia pérez