Cómo mantener la pierna derecha doblada en un swing de golf

Haz un viaje al campo de prácticas cualquier día de la semana y observa a los golfistas practicar con sus palos para mejorar su juego. El jugador que tiene problemas para golpear la pelota constantemente o que corta el balón puede ser identificado por la acción de la pierna derecha. La pierna derecha del jugador con dificultades a menudo se endereza y se bloquea, y el talón derecho se levanta del suelo durante el backswing. Invierte este mal hábito con ejercicios de swing diseñados para mantener tu pierna derecha doblada.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Pelota de golf
  • Palo de golf

Instrucciones

  1. Aborda la pelota, con el ancho de tu postura en función del palo que estás moviendo. Los palos más cortos requieren que pongas tus pies más juntos, mientras que los más largos requieren que tus pies se coloquen ligeramente más apartados.

  2. Flexiona ligeramente las rodillas mientras inclinas las caderas hacia adelante. Mantén la espalda recta y la espalda en un ángulo de 45 grados con respecto al suelo.

  3. Distribuye tu peso equitativamente en ambos pies, concentrando tu peso sobre las puntas de los pies. Comienza a retirar tu club en tu backswing lentamente, prestando especial atención al cambio de peso en las caderas. Si las caderas se desplazan hacia la derecha, no estás flexionando la rodilla izquierda y no estás girando la cintura mientras retiras tu palo en el backswing. Esta acción hace que la rodilla derecha se enderece y el talón se levante.

  4. Gira la cintura y flexiona la rodilla izquierda mientras retiras tu palo poco a poco en tu backswing, una vez más. Debes utilizar la parte superior del cuerpo, no sólo los brazos, para mover tu palo durante el backswing. Imagina que tus caderas son inmóviles y mantén tu peso distribuido equitativamente sobre los dos pies.

  5. Cambia el peso del pie derecho a la parte interior de tu pie. Esta acción ayuda a evitar que tus caderas se muevan y evita que tu rodilla se bloquee.

  6. Coloca una pelota de golf debajo de tu pie derecho, justo afuera de tu pie junto a tu dedo meñique. La pelota ayuda a recordarte que mantengas tu peso ligeramente sobre la parte interior del pie derecho.

  7. Haz que un compañero se sitúe detrás tuyo con la cabeza de un palo en tu cadera derecha a aproximadamente 2 pulgadas (5 cm) de tu cuerpo. A medida que retiras tu palo lentamente en tu backswing, concéntrate en no moverte hacia la cabeza del palo que está en tu cadera.

  8. Repite, retirando lentamente tu palo en tu backswing mientras te concentras en mantener tus caderas inmóviles, doblar tu rodilla derecha, girar la cintura y cambiar lentamente tu peso a la parte interior de tu pie derecho. La repetición es la clave para corregir el hábito de enderezar la pierna derecha durante tu swing.

Más galerías de fotos



Escrito por cecilia harsch | Traducido por florencia prieto