Cómo mantener la piel seca suave, tersa y joven

La vida es dura para la piel. Con los radicales libres de la contaminación, el humo del cigarrillo y los pesticidas en los alimentos causando que la piel pierda colágeno y se vea avejentada, y con el calor y los climas secos robándole la humedad, puede parecer que la piel está constantemente bajo ataque. Sin embargo, la piel seca no tiene que ser una forma de vida. Puedes ganar la batalla del cuidado de la piel haciendo mejoras en lo que pones en y dentro de tu cuerpo. Crea tu propia fuente de la juventud con un régimen sano de cuidado de la piel que combata la sequedad para suministrar a la piel un aspecto más suave, elástico y joven.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Limpiador suave
  • Esponja de cuerpo
  • Toalla
  • Crema hidratante

Instrucciones

  1. Disminuye la temperatura y la duración de la ducha o el baño. Mientras que un largo baño caliente se siente muy bien al final del día, no le estás haciendo ningún favor a tu piel. El agua caliente y el tiempo prolongado en la ducha reducen los aceites naturales de la piel. Trata de ducharte o bañarte en agua tibia durante no más de 15 minutos.

  2. Piensa "con suavidad" cuando sea el momento de limpiar y secar. Mezcla un limpiador suave diseñado para piel seca con una esponja suave para el cuerpo para obtener los mejores resultados. Si necesitas un jabón desodorante para evitar la transpiración, úsalo en las axilas, pero no para el lavado de cuerpo completo. Siempre palmea -no frotes- para secar.

  3. Mantén la humedad después de secar mediante la aplicación de una crema hidratante. Los ingredientes (no la marca o el precio) son lo que más importa para la piel suave. Elige una crema hidratante que contenga ácido láctico o urea. Otros ingredientes para la piel seca incluyen ácido hialurónico, lanolina, aceite mineral y vaselina. Para piel muy seca, también puedes utilizar aceites.

  4. Evita los productos exfoliantes que pueden exacerbar la piel seca y en su lugar opta por un limpiador facial cremoso o una máscara facial hecha por ti misma. Hacer una máscara de fresa es tan fácil como hacer un batido. Mezcla 1 taza de fresas (strawberries) con 1 taza de yogur natural o de vainilla y 1 y 1/2 cucharadas de miel. Come un poco y aplica el resto en tu cara. Espera 20 minutos y luego enjuaga. Si eres alérgica a las fresas, haz la máscara con calabaza (pumpkin).

  5. Consume una dieta rica en antioxidantes para combatir los radicales libres dañinos. Como bocadillos puedes comer kiwis, fresas (strawberries), naranjas y pomelo (grapefruit) para un impulso de la vitamina C. Rocía aceite de oliva en el pan o en ensalada por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias para una piel más suave. Para mantener la piel joven, prueba nuevas recetas de calabaza. La calabaza, que tiene vitaminas A, C y E, ayuda a permanecer libre de arrugas gracias a los carotenoides.

  6. Mantén la piel hidratada. Bebe mucho líquido y usa un humidificador siempre que utilices un calentador.

Consejos y advertencias

  • Tu ropa puede ser uno de los culpables que irritan la piel. Evita las telas ásperas y lava tu ropa en jabones libres de colorantes y aromas.

Más galerías de fotos



Escrito por ivy morris | Traducido por mar bradshaw