Cómo mantener la piel luciendo joven

Muchos productos prometen evitar el envejecimiento prematuro de tu piel o reducir el aspecto del daño que ha ocurrido. Tu respuesta a estas terapias dependerá de tu genética, de tu edad, del tipo de piel y otros factores que poco puedes hacer para cambiarlos. Sin embargo, la investigación continúa demostrando que puedes mantener la piel luciendo más joven si dejas algunos malos hábitos y eliges los productos adecuados para el cuidado de la piel.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Deja de fumar o no empieces a hacerlo. Los dermatólogos afirman que los cambios bioquímicos en el cuerpo asociados con el hábito de fumar aceleran el proceso de envejecimiento, según AgingSkinNet. Fumar 10 cigarrillos durante 10 años aumenta el riesgo de desarrollar una piel con arrugas profundas, disminuye el tono de la piel y provoca decoloración. Dejar de fumar puede eliminar estos riesgos o disminuir los signos visibles de envejecimiento causados por el cigarrillo.

  2. Toma pasos para evitar el daño por el sol. Evita broncearte y aplica una pantalla solar generosamente antes de salir al exterior. También debes limitar o evitar la exposición al sol entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde, siempre que sea posible ya que los rayos del sol son más fuertes en ese horario. Usa ropa protectora como sombreros de ala ancha y gafas para el sol para evitar entrecerrar los ojos, lo que puede provocar arrugas en las comisuras de los mismos. Los efectos del daño por el sol incluyen las manchas de la edad, las arañas vasculares, la piel curtida, manchas y decoloración, arrugas, manchas como verrugas y cáncer de piel.

  3. Cambia tu posición al dormir. Según AgingSkinNet, dormir con el rostro presionado sobre la almohada puede provocar arrugas o líneas de dormir. Si lo haces de lado, generalmente desarrollarás líneas de dormir en las mejillas o en la barbilla. Si duermes con la cara presionada contra la almohada, estas líneas generalmente se desarrollan en la frente. Si lo haces de espaldas, es probable que no se forme ninguna.

  4. Aplica productos que reparan el daño por la noche. Los ingredientes en muchas lociones o cremas diseñados para reparar la piel, como los antioxidantes, se vuelven inactivos o provocan irritación con la exposición al sol. Los productos de venta libre que ayudan a reparar el daño por el sol o que reducen los signos de envejecimiento incluyen aquellos que contienen péptidos de cobre, retinol y la coenzima Q10, de acuerdo con el Maryland Medical Center.

  5. Limpia suavemente el rostro dos veces al día con un limpiador diseñado para tu tipo de piel (grasa, seca o mixta). Los exfoliantes abrasivos y los alfa hidroxiácidos exfolian o eliminan las células muertas de la piel. Este proceso ayuda a promover un nuevo crecimiento celular y el uso periódico de estos productos puede reducir el aspecto del envejecimiento. Sin embargo, debes seguir cuidadosamente las instrucciones ya que la exfoliación puede irritar significativamente la piel. Los dermatólogos recomiendan evitar los exfoliantes faciales que contienen semillas machacadas de albaricoque o cáscaras de nuez ya que pueden raspar la piel a nivel microscópico.

  6. Humecta regularmente y aplica el producto cuando la piel está húmeda. Muchos hidratantes contienen ingredientes como el colágeno y la queratina, que dejan una capa de proteínas que estira temporalmente la piel, reduciendo el aspecto de las líneas finas. Asegúrate de revisar la etiqueta del humectante en busca de ingredientes que pueden provocar sensibilidad al sol y sigue las recomendaciones en cuanto a su uso.

  7. Prueba con otro producto si tu primera opción causa una irritación significativa o no produce los resultados óptimos. Encontrar un régimen eficaz para el cuidado de la piel puede requerir de un poco de experimentación. Incluso los productos alabados por tus amigos tal vez no funcionen tan bien en la piel. No te desanimes. Tu próxima compra puede ser perfecta para ti.

Consejos y advertencias

  • Consulta a un dermatólogo para que te aconseje un régimen completo para el cuidado de la piel. Estos médicos tienen muchas opciones para tratar el daño existente o pueden sugerirte productos que ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro si tu terapia de venta libre no produce los resultados adecuados.
  • Evita los productos que prometen quitar décadas de tu aspecto o hacen otras afirmaciones que son demasiado buenas para ser ciertas.

Más galerías de fotos



Escrito por sandra king | Traducido por alejandra prego