Cómo mantener el peso en la pierna de frente en una tabla para hacer snowboard

Como snowborder novato, seguramente al principio pusiste demasiada presión en tu pierna trasera, lo cual puede causar algunas caídas muy dolorosas. Los nuevos patinadores tienden a querer controlar la tabla con su pie dominante, que es también el pie de atrás. Mantener tu peso equilibrado sobre la pierna delantera es una parte crítica del snowboarding y los giros se hacen cambiando el peso entre el lado del talón y el de la punta de los dedos. Practicar los giros en “J” te ayudará a aprender a aplicar la cantidad adecuada de peso sobre el pie delantero mientras te deslizas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Snowboard (tabla para nieve)

Instrucciones

  1. Practica poner tu peso sobre el pie delantero en tu casa antes de ir a la montaña. Párate descalzo sobre un piso duro con los pies separados a la altura de tus hombros. Finge que estás en tu snowboard y mueve tu peso para aplicar más presión sobre tu pie delantero. Equilibra tu peso sobre la pierna delantera y mantén esta posición hasta que ya no se sienta incómoda o extraña.

  2. Toma el elevador o sube a la cima de la colina de conejo o una pendiente gradual y amárrate a tu patineta. Asume una postura atlética y balancea tu peso hacia tu pie del frente, como practicaste en casa, para evitar recargarte muy hacia atrás de la patineta para nieve. Esta postura cómoda y equilibrada, con tu centro de equilibrio sobre el pie delantero, la utilizarás para todas tus vueltas y maniobras sobre la snowboard.

  3. Empieza a montar con la punta de tu tabla apuntando colina abajo. Concéntrate en mantener tu peso equilibrado sobre tu pie delantero todo el tiempo. Cuando los principiantes adquieren velocidad, se apoyan en la parte de atrás de la tabla para frenarse, pero inclinarse para atrás afecta tu control de la patineta.

  4. Recarga tu peso hacia adelante y aplica una ligera presión sobre los dedos de tu pie delantero para comenzar tu giro hacia el lado de los dedos. Aumenta gradualmente la presión en el lado de los dedos de tu pie delantero para hacer la vuelta más cerrada y gira tu rodilla frontal ligeramente hacia adentro.

  5. Mueve el peso de los dedos del pie delantero a los talones de tu pie delantero para llevar a cabo una vuelta hacia el lado del talón. Gira la rodilla frontal ligeramente hacia afuera, lejos de su cuerpo, mientras comienzas a dar la vuelta. Mantén el peso equilibrado sobre tu pie delantero.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de que has dominado los fundamentos para principiantes como parar, patinar y deslizarte antes de empezar a preocuparte por equilibrar el peso en su tabla apropiadamente.
  • Intenta dar algunas unas vueltas en J en una pequeña ladera de la parte inferior de la colina antes de que avanzar hacia la cima.

Más galerías de fotos



Escrito por courtney mccaffrey | Traducido por jorge escobar