Cómo mantener a los niños en la cama cuando están enfermos

Rara vez es fácil lidiar con un niño enfermo. Por un lado, te sientes conmovida por su situación pero, por otro lado, la vida continúa a pesar de que tu hijo esté enfermo. Debes respetar plazos establecidos, preparar la comida, limpiar la casa y lavar la ropa, ya que seguramente nada se hará por arte de magia. Para que tu hijo se recupere lo más pronto posible, necesita mucho descanso y reposo. Lamentablemente, convencer a tu hijo para que permanezca en la cama todo el día no es una tarea sencilla.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Pañuelos de papel
  • Mantas
  • Almohadas
  • Agua
  • Libros
  • Juegos
  • Juguetes
  • Televisión
  • Películas

Instrucciones

  1. Según el sitio web Women and Children’s Health Network, deja que tu hijo decida qué quiere hacer mientras dure el descanso. No es necesario que el pequeño permanezca encerrado en su habitación mientras está enfermo. Quizás se sienta más cómodo en el sofá o la sala, donde estará más cerca tuyo y se sentirá menos aislado. También es muy probable que permanezca quieto y descanse mejor en una cama improvisada elegida por él mismo.

  2. El Dr. Lawrence B. Palevsky, autor y médico pediatra certificado de New York City, recomienda que el niño tenga todo los artículos necesarios cerca de su cama o el área de descanso. Si le ofreces una abundante cantidad de líquidos, pañuelos de papel, material de lectura, mantas y almohadas, será más probable que permanezca quieto, ya que tendrá todo lo que necesita al alcance de su mano. Además, esto te libera de tener que dejar lo que estás haciendo cada cinco minutos para ir a buscar algo.

  3. El sitio web Women’s and Children’s Health Network recomienda dejar que el niño mire mucha televisión mientras se encuentra enfermo. Si está descansando en su dormitorio y no dispone de un televisor, llévale uno. Déjalo elegir programas de televisión, videojuegos y películas para mantenerlo entretenido mientras descansa en la cama durante el día.

  4. Ofrécele un buen libro para que lea. No todos los niños tienen energías para leer mientras están enfermos, pero si tu hijo adora la lectura, déjale un libro a mano para que pueda entretenerse cuando tenga ganas de leer un poco.

  5. Acuéstate con tu hijo en caso que te lo pida, recomienda el sitio web Women’s and Children’s Health Network. Las posibilidades de que permanezca en la cama mientras está enfermo pueden aumentar si lo mimas con unos arrumacos acostándote junto a él ante su pedido. Los niños enfermos a menudo quieren estar cerca de sus mamis y papis y, si permaneces cerca cuando tu hijo te lo pida, no será necesario que se levante para ir a buscarte.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por valeria d'ambrosio