Cómo mantener a un niño hidratado cuando no quiere beber

Los niños pequeños, con sus aparentemente ilimitada cantidad de curiosidad y energía, a menudo dejan a un lado sus necesidades físicas como la sed. En un mundo perfecto, ellos deberían beber agua durante todo el día sin preguntar; sin embargo, el agua no es la única manera de mantenerlos hidratados. Añadiendo algunos lindos recipientes y alternativas de bebidas a su rutina, puedes hacer que la hidratación sea menos una tarea y más una alegría.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Tazas coloridas, tapas y sorbetes
  • Botella de agua con pico vertedor
  • Agua
  • Leche
  • Jugo natural
  • Palillos de helado
  • Caldo
  • Frutas para jugo

Instrucciones

  1. Lleva a tu niño de compras y deja que elija por sí mismo sus propias tazas y una botella. Agarra elementos divertidos como tazas coloridas con tapas o sorbetes y una botella para niño con pico vertedor. Puede que elegir sus propios artículos lo motive y lo lleve a interesarse.

  2. Ofrécele una variedad de bebidas saludables como agua, leche, jugo natural o una mezcla de 50 por ciento jugo y 50 por ciento agua. Ten en cuenta limitar la ingesta de agua de 16 a 24 onzas por día; asimismo limita la ingesta de jugo a 4 a 6 onzas, ya que dándoles estas bebidas en exceso podría reducir su apetito para la comida saludable.

  3. Llena la botella de agua de tu niño pequeño con agua fía y deja que se la lleve a donde quiera. Cuando estés con él, llena tu propia botella con agua y bebe regularmente para animarlo a participar. Si va a una guardería, etiqueta su botellón y deja que se lo lleve consigo.

  4. Ofrécele frutas jugosas (sandía, naranjas, piña) así como también caldos y helados de palillo como una alternativa saludable a la bebida.

Consejos y advertencias

  • Siempre opta por jugos que sean 100 por ciento naturales, los cuales tendrán menos nutrientes y azúcares agregados.
  • Evita que tu niño beba de un vaso de vidrio sin supervisación ya que podría romperse si se cae y podría cortarse o lastimarse seriamente.
  • Evita poner leche o jugo que requiere refrigeración en una botella de agua ya que puede echarse a perder antes de que tu niño se la beba del todo.

Más galerías de fotos



Escrito por cynthia measom | Traducido por stefanía saravia