Cómo mantener la motivación para bajar de peso

Ocurre incluso durante los planes de pérdida de peso más exitosos: el temido efecto meseta. Ya sea mental o físicamente, no ver resultados o sentirse desmotivado para hacer ejercicio y comer saludablemente puede descarrilar seriamente tu progreso. Supera las pruebas en esta travesía para perder peso utilizando salvaguardias que te ayudan a mantenerte motivado, incluso cuando tengas deseos de abandonar. Tener un sistema de apoyo y objetivos específicos, así como celebrar ocasionalmente, puede ayudar a mantenerte en el camino, perder peso y experimentar resultados reales.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Habla con tu médico para que te sugiera un plan de pérdida de peso, sugiere FamilyDoctor.org. Tu médico no sólo puede asegurarse de que estás lo suficientemente sano para realizar actividad física regular, sino que también puede sugerirte opciones de nutrición y ejercicios que se adapten a tu estilo de vida y nivel de condición física. Hablar con tu doctor te brindará un esquema y una persona a quien reportarle tus logros a fin de mantener la motivación.

  2. Planifica objetivos de corto y largo plazo que ayuden a mantenerte motivado y a ver los resultados. Aunque los objetivos de largo plazo, como perder 30 libras, son admirables, pueden ser demasiado elevados para mantener el rumbo. En su lugar, intenta ponerte objetivos de corto plazo que conduzcan a beneficios a largo plazo, como ir al gimnasio todos los días durante una semana o empacar tu almuerzo todos los días, en vez de ingerir comidas rápidas. Estas metas de plazos cortos son más fáciles de lograr, lo que podría ser una clave para tu motivación y para ver resultados a largo plazo. El American Council on Exercise sugiere usar la sigla SMART (por las siglas en inglés) para planificar metas específicas, medibles, alcanzables, relevantes y de tiempo determinado.

  3. Pide a tus amigos y familiares que te apoyen en tus esfuerzos por perder peso. Hacer ejercicios y tener una alimentación saludable de manera más social te puede conferir más responsabilidad y motivación para cumplir con tu plan. Ya sea que salgas a correr todas las noches con un amigo o que intercambies recetas saludables con un vecino, tener a alguien que sepa lo que estás haciendo puede ayudarte a mantener el rumbo.

  4. Visualiza el resultado de tu pérdida de peso. Ya sea que estés trabajando para mejorar tu calidad de vida, para ser más activo con tus hijos, para una ocasión especial o para mejorar tu salud en general, utilizar imágenes y hacer afirmaciones con regularidad te puede ayudar a recordar por qué quieres perder peso. Recorta fotos de revistas, pega una cita de motivación en tu refrigerador o utiliza una foto familiar como fondo de teléfono, así siempre habrá una señal visual para recordarte sus metas.

  5. Celebra tus pequeños logros, así como tus grandes victorias. Trabajar por algo - incluso si se trata de un nuevo par de zapatos para entrenar o una visita al cine - puede brindarte la motivación extra que necesitas para hacer ejercicio todos los días o cambiar los bocadillos grasos por comida fresca. Evita compensarte con comida, elige experiencias o productos y prémiate cada vez que sientas que tuviste una victoria personal.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por vittore notabene