Cómo mantener una lista de tareas para asignarlas a tus hijos

El cooperar con las tareas del hogar puede ayudar a los niños a darse cuenta de que son parte importante de su familia, servirá también para enseñarles responsabilidades y administración de tiempo. Mientras que seleccionar tareas apropiadas para tu hijo puede ser simple, la dificultad puede radicar precisamente en lograr que el niño cumpla con ellas de manera constante. El mantener una tabla de tareas puede ayudar a comunicar claramente tus expectativas y también a recordar de manera amable a tu pequeño desordenado cuando es hora de limpiar.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Tabla de tareas
  • Pegatinas

Instrucciones

  1. Comunica clara y exactamente lo que quieres que haga tu hijo. Dilo específicamente "Quiero que levantes tu ropa, tiendas tu cama y aspires tu vestidor", en lugar de simplemente decir "Limpia tu cuarto". Demuestra cómo quieres que cada tarea se realice, como limpiar el lavabo del baño, aspirar la cocina o alimentar al perro, de manera que tu hijo comprenda lo que estás esperando que haga.

  2. Crea una tabla de tareas que especifique todos los días de la semana por un periodo de tiempo que vaya de una a cuatro semanas. Escribe las tareas en una lista por un lado, escribe tareas como: levantar los juguetes, tender la cama y alimentar al perro. Usa imágenes en la lista de tareas para que puedan comprenderla los niños que todavía no saben leer. Coloca la tabla en un lugar en el que tu hijo pueda verla todos los días, como en la cocina o en su habitación.

  3. Fija un tiempo específico para que tu hijo realice las tareas cada día para ayudarle a recordar sus responsabilidades, como antes de hacer la tarea o después de la hora del bocadillo. Haz que las tareas se vuelvan parte de una rutina regular, como lavarse los dientes y tomar la cena. Fija un cronómetro en 10 o 15 minutos para ayudar a convertir la hora de las tareas en una especie de carrera, si es que él considera que el hacer las labores del hogar es aburrido —deja que tu hijo trate de derrotar al reloj o mejorar su tiempo de la semana anterior.

  4. Llena la tabla de tareas después de que se vayan completando cada una de ellas. Deja que tu hijo use pegatinas, estrellas de colores o una simple "X" para marcar una tarea como realizada para que experimente un sentido de logro cada que realice una tarea. Anima y elogia a tu hijo por todo su trabajo duro. Resiste la tentación de criticar las tareas si no están hechas exactamente como las quieres.

  5. Ofrece un premio o recompensa después de completar la lista semanal de tareas. Paga a tu hijo una mesada, llévalo a una excursión al parque o prepara un platillo especial para cenar. Celebra siempre un trabajo bien hecho. Ofrece oportunidades adicionales por hacer las tareas si tu niño está tratando de ahorrar para comprar un artículo más caro, como audífonos o un lector electrónico, o por si quiere comprar un juguete caro.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly dyke | Traducido por reyes valdes